Childhood – Universal High [Reseña]

childhood_uh_01

Volver a casa de tus padres

Childhood, qué bonito nombre para un grupo. La infancia: esa etapa en la que se fraguan los sueños que seguiremos persiguiendo en el futuro y las primeras influencias artísticas empiezan a pegarse al estilo de músicos que hoy recuerdan a un tiempo perdido. Así son Childhood y así son ahora más que nunca con Universal High, un LP con el que su líder Ben Romans-Hopcraft encuentra la identidad en sus raíces. ★★★☆☆

Lee la reseña completa en Muzikalia >>

Tracklist_
1. A.M.D.
2. Californian Light
3. Cameo
4. Too Old for My Tears
5. Melody Says
6. Universal High
7. Understanding
8. Don’t Have Me Back
9. Nothing Ever Seems Right
10. Monitor

FIB 2017 [Crónica]

logotipo-2017

Por una razón o por otra, nunca había visitado el FIB en sus más de 20 años de historia. Cuando el cartel me llamaba la atención, los grupos que me interesaban ya habían venido a España hace pocos meses, por lo que al final siempre lo iba dejando para el año siguiente. Han tenido que ser mis amados Red Hot Chili Peppers los que finalmente sirvieran de excusa para meterme en un coche dirección a un festival que, aunque esté tomado mayoritariamente por británicos borrachos, me contagió de un positivismo que terminé echando de menos cuando salí por la puerta de una edición del FIB que ha hecho historia por números y cartel. A continuación, paso a detallar lo más destacado de lo que vi, escuché y fotografié.

Processed with VSCO with f2 preset

Belako protestaron contra la violencia de género

El escenario Las Palmas empezó a ganar cuerpo en la pista con Belako, que aprovechó el altavoz del escenario principal del FIB 2017 para protestar contra la violencia de género a través de lo que será su tercer disco, Render me numb, trivial violence, sin olvidar calmar la sed de los asistentes con hits ya conocidos de sobra por su público como “Eat Me!”.

Los de Munguía demuestran que tienen al público internacional comiendo de su mano y no ven lejos los logros conseguidos por bandas como Dover fuera de nuestras tierras. Los primeros saltos del festival nos los regalaron ellos.

Processed with VSCO with f2 preset

Sylvan Esso calentaron el Dance Stage

El dúo de Carolina del Norte no se quedó corto de sonido a pesar de las dificultades técnicas en el arranque. Frente a ellos, el público se dividió entre los que llegaron con ganas de bailar y los que se plantaron en el Dance Stage con reservas para conciertos mayores.

La cantante Amelia Meath se preocupaba tras el arranque del concierto por la salud de los asistentes, “¿estáis bebiendo agua suficiente?”, mientras que el productor Nick Sanborn se pegaba su propia fiesta desde la mesa.

Processed with VSCO with f2 preset

Las muñecas diabólicas de Dream Wife

Las chicas de Dream Wife incendiaron el R3 FIB Club como una de las nuevas sorpresas del FIB 2017. Este trío capitaneado por la islandesa Rakel ofreció un buen concierto de punk neoyorquino con el que las glándulas sudoríparas de los asistentes se pusieron a trabajar desde la primera canción. La sonrisa inocente de la cantante no nos engaña, estas mujeres saben lo que hacen sobre el escenario.

Processed with VSCO with f2 preset

The Courteeners atizaron el escenario VISA

The Courteeners es una de esas bandas norteñas, inglesas y fuertes que mantienen el músculo fuerte cuando se tienen que enfrentar a un escenario como el VISA del FIB 2017, especialmente cuando el público más enérgico quiere toda la fiesta que le lleva pidiendo su cuerpo desde la primera cerveza de la mañana.

No hace falta esperar mucho para sacudirse con un poco de indie rock marca de la casa. Liam Frey y los suyos atizaron a los presentes con rotundos guitarreos que sirvieron de aperitivo para lo que traerá Kasabian a este festival en la madrugada del domingo.

Processed with VSCO with f2 preset

Ella Rae es low cost

Con un físico similar al de la actriz Amber Heard y con una simpatía que agradecieron los recién llegados al segundo día del FIB 2017Ella Rae enamoró a unos pocos desde el escenario VISA con un pop que ha sonado a versión low cost de Kylie Minogue.

Processed with VSCO with f2 preset

Childhood le dio la espalda a la lluvia

Los británicos Childhood le dieron un toque tropical al escenario VISA que ha presumido de flora con hits que cada vez suenan más como “California Light”. Las guitarras, los sintetizadores, la trompeta y la voz versátil del cantante ha propiciado que el público le diera la espalda a las nubes que amenazaban con lluvia a este FIB 2017.

Su líder, Ben Romans-Hopcraft, recordaba ante el micrófono los buenos ratos que ha pasado y sigue pasando en el FIB como uno más del público, y es que ya el primer día vimos a grupos como Sunflower Bean disfrutando del directo de bandas como Dream Wife.

Processed with VSCO with f2 preset

Blossoms tienen poderes mentales

Vistiendo guitarras Rickenbacker, melenaza y pantalones de campana, parecía en un principio que el quinteto de Stockport iba a pecar de timidez y excesiva limpieza ante el primer público descamisado de la noche pero desde “Texia” se fueron sustituyendo los cánticos semi futboleros de los asistentes por el coreo de las letras. Ya con la tercera canción, el cantante delegaba en los fans de las primeras filas para que terminasen ellos de cantar la última estrofa de “Blow”, y según fue anocheciendo, el concierto ha ido convenciendo a las masas.

Homenajeando a Blondie con una camiseta de Debbie Harry y colando “Heart of Glass” en el arranque del show, Tom Odgen supo dirigir su actuación en el escenario Las Palmas hacia algo más que un mero acto de teloneros previos a Los Planetas y Foals.

Processed with VSCO with f2 preset

James Vincent McMorrow, orgullo irlandés

Qué tendrán las voces irlandesas, que cuando crees que las actuaciones del segundo día del FIB 2017 estaban fallando por parte de los cantantes posiblemente debido a la acústica del lugar o por algún fallo técnico, llega James Vincent McMorrow y te dice que no, que un escenario como el South Beach Dance Stage vale de sobra para proyectar tu mensaje sin que suene a esos terribles ecos del directo que mancillan el ideal que tienes de un artista a pesar de su impecable trabajo en estudio.

El dublinés dejó el folk de sus primeras composiciones para pasarse a un sonido con más cuerpo y electricidad. Por esa razón quizás le hayan colocado en un escenario principalmente pensado para música bailable, pero eso no ha evitado que las primeras filas se llenasen de banderas irlandesas que el público agitaba orgulloso porque tenía delante a un solista que sabe tanto divertir como conmover.

Processed with VSCO with f2 preset

The Strypes presagiaron un sábado épico

Con un rock mezcla entre Green Day y Arctic Monkeys, los irlandeses The Strypes  dejaron el nivel del volumen perfecto para lo que estaba por caer en el escenario Las Palmas. Desde los primeros golpeos a las guitarras, el bajista Pete O’Hanlon desató una locura que haría buenas migas con Flea de los Red Hot Chili Peppers.

Justo antes de tocar “Get Into It”, los de Cavan bromeaban con que venían de un viaje muy largo y sin pasar por la ducha, pero por muy sucio que se ponga, el espectáculo que da The Strypes está para disfrutarlo con al menos cuatro de los cinco sentidos. Su versión “Psycho Killer” de los Talking Heads fue todo lo que necesitaban para terminar de conectar con el público más tempranero del FIB.

Processed with VSCO with f2 preset

Bailes honestos con Lao Ra

La alternativa latina a la Mala Rodríguez consiguió que los que se asomaron a las palmeras del Dance Stage contonearan el cuerpo prácticamente al unísono. Vimos gente saltando, estirando sus brazos hacia el escenario, asentir con la cabeza al ritmo de la música y tirándose de cabeza al asfalto de este FIB 2017, pero hasta la actuación de la colombiano-española no había visto a un público bailar de verdad. Lao Ra se pudo ir a la cama tranquila después de ver que los que han ido a verla en su primera actuación en España eran pocos, sí, pero bailones.

Processed with VSCO with f2 preset

Los Red Hot Chili Peppers respondieron a la pregunta

¿Los Red Hot Chili Peppers en el FIB? Esa pregunta que tantas vueltas ha dado desde que los de Anthony Kiedis y Flea confirmaran su asistencia para el festival indie por antonomasia por fin ha tenido respuesta. El cuarteto que más ama a California de todo el globo terráqueo no parecían pegar ni con cola en un festival que trabaja más artistas como Liam Gallagher, que, para más inri, sirvió de telonero para los americanos mientras los cuerpos de los asistentes iban cayendo como moscas en el foso frente al escenario. ¿Qué hacían entonces en Benicássim? Pues nada menos que regalarse un llenazo histórico de 53.000 personas.

Salieron tranquilos al escenario, con paso firme pero sin generar ninguna onda expansiva a pesar de haber apostado por bombazos como “Around the World”, “Dani California” y “Right on Time”. No terminaba el público de desatarse y es que el setlist tampoco se lo permitía, ya que cuando llegaron a la cuarta canción, “Dreams of a Samurai”, el plantel se había quedado como si presenciáramos el final del show.

No fue hasta “Under the Bridge” cuando Red Hot Chili Peppers engancharon a un público que no veía con mucho entusiasmo las canciones de su último disco, y es que, la misma falta de alma que abunda en The Getaway ha contagiado su actual gira. “Higher Ground” supo a gloria, “By the Way” se ha convertido en la que nunca te falla, y “Give it Away” amortizó el precio de la entrada para la mayoría de los que quisieron esperar hasta el final con “Fire”, versión de la calentorra canción de Jimi Hendrix, como perfecto calienta bises.

Con el olor a porro como perfume oficial de cualquier concierto de los Red Hot Chili Peppers, no recuerdo ninguna actuación que no estuviera marcada por el agobio, el sudor y el choque de carnes, pero si algo hemos aprendido de The Walking Dead es que si hueles como un zombie y caminas como un zombie, tendrás más posibilidades de llegar a tu destino sano y salvo.

Processed with VSCO with f2 preset

Biffy Clyro y el nuevo emo

Biffy Clyro se empeña en mantener con vida el género emo pegando un petardazo ensordecedor en el escenario Las Palmas para despertar a la gran masa del sábado que ha querido aguantar hasta que los escoceses se han dejado ver bajo los focos a la 1:30 de la madrugada.

Processed with VSCO with hb1 preset

Captains dieron estopa en el escenario de Radio 3

“Estamos en el FIB, o eso parece”. No es desorientación lo que sufría la cantante de Captains en el R3 FIB Club sino más bien el síndrome del fiestero tempranero. Cambiando el morro entre una lata de cerveza y una botella de vodka, Fee Reega ha pisado con fuerza el escenario de Radio 3 con unos tacones dorados y una puesta en escena que se ganó la atención de los que buscaron la sombra de la carpa pensando que allí dentro podrían huir del calor.

Processed with VSCO with f2 preset

Declan McKenna, el niño prodigio del festival

El jovencísimo Declan McKenna salió alegre como un niño al escenario principal del FIB 2017 para mandar un mensaje de esperanza a todas las nuevas promesas musicales que ven todavía lejos el sueño de tocar donde los grandes y conectar de manera positiva con el público. Amigo de los Blossoms, grupo al que vimos hace un par de días sobre la misma tarima, este inglés de 18 años enamoró a un público mayoritariamente femenino que en unos minutos cambiaría radicalmente de registro para pasar a escuchar a la estrella del pop Dua Lipa.

Processed with VSCO with f2 preset

Dua Lipa y el pop sub-comercial

La apuesta sub-comercial del FIB 2017 arrancó con hip-hop, siguió paseando por el pop, empatizó con el público cantando sobre corazones rotos a través del hit “IDGAF” y emocionó con “Be the One”. Recordemos que Dua Lipa es una estrella del pop, sí, pero de una creatividad y sensibilidad que le permiten vestirse con sus propias melodías. Desde que Glastonbury abriera la veda para las cantantes de radio fórmula, son pocos los festivales que no se han apuntado al carro para llenar sus pistas de bailoteo y griterío, pero dentro de lo que se puede sacar escarbando en el panorama comercial, Dua Lipa es uno de los productos que mejor regusto te van a dejar al escucharla incluso en directo.