The Savages (2007)

La vida se gasta en problemas

Un drama que disemina con pequeños detalles la facilidad de perder el control de la propia vida, donde sus personajes están enteramente caracterizados gracias a la soberbia actuación de su reparto.

Tamara Jenkins, escritora y directora de esta película, demuestra que es una experta escribiendo sobre tragedias del ser humano y además las plasma perfectamente junto a su elenco de actores. The Savages es una historia de dos hermanos que han de lidiar con los últimos días de vida de su padre, pero todo ello viniendo de un pasado gris y distante entre los hijos (Laura Linney y Phillip Seymour Hoffman) y su padre (Philip Bosco). La estética enlaza perfectamente con la idea irónica del film, que a pesar de ser cómica, nos aproxima más a la lágrima que a la carcajada. Es un trabajo minuciosamente ordenado para convertirse en una imagen escrupulosamente natural, donde el patetismo del hombre se puede casi palpar, y donde a veces es mejor no mirar para así no resignarse a la triste verdad de que estamos hechos de una pasta que a veces es tarde para moldear.
No es un film que se base en un gráfico de altas y bajas emociones con una calma final, no es para nada así de simple. Este género está muy usado y es difícil no caer en la tentativa de ofrecer lo que el espectador quiere y no lo que uno mismo como escritor quiere expresar sin importarle el más mínimo como se sientan sus espectadores. Jenkins, como los buenos directores de cine, ha creado una decena de obras de arte en esta película pero que convergen en una obra definitiva y perfectamente pulida.
Linney ha hecho posiblemente el mejor papel de su carrera y Hoffman simplemente nos recuerda que es un actor de oscar, un profesional dinámico que nos hace mirarle a los ojos y nos pregunta “¿ves lo real que soy?”. Una autentica joya para aquellos que hayan tenido o bien vida, o en su defecto una familia.

Actualmente la ofrecen en la cartelera de nuestro país

Goodbye Lennin! (2003)

Diviértete con la historia alemana

Goodbye Lennin es un tutorial sobre la transición de la caída del muro de Berlín contada de una manera amena y entretenida.

El espacio que dedica La 2 de TVE los lunes por la noche al cine es exquisito. Las películas que emiten deleitan con sus historias únicas y asustadizas, pero que no llegan a ser de un alternativo imposible para el público que busca tan solo entretenerse.

Goodbye Lennin! Pertenece al cine europeo, al alemán concretamente, y aunque se desarrolla en un contexto de descontrol histórico, no os esperéis ver una de esas bazofias del cine español que utilizan a la Gerra Civil como una excusa para darle a la película un toque crispado. El film creado por Wolfang Becker, nos cuenta una historia entretenida sobre un chico que hace todo lo posible para que su madre, recien salída del coma, no recaiga del disgusto al ver como su querida Alemania del Este se ha colapsado. Para ello este chico, Daniel Brühl en el papel de Alexander, nos da una clase de manipulación mediática, creando noticias falsas sobre una Alemania ideal.

Su carácter de tragicomedia no peca de comedia ni de tragedia, se mantiene en un balance durante la práctica totalidad de la película, lo que no significa que pueda llegar a límites de sensibilidad elegante propios de películas indie. Las circunstancias que rodean a las peripecias que vive Alexander para mantener en pie su utopía no es un simple fondo rojo donde se nota que los personajes están en la Alemania de finales de los 89 y principios de los 90. Lo que consigue la película es darnos la historia masticada e introducirnos en ella de la manera más cómoda y sencilla posible, como lo hicieran en la serie animada de “Erase una vez el hombre”, con la diferencia que Goodbye Lennin! es una clase para adultos. Por didactico no peca de pedante ni aburrido, simplemente necesitamos que nos guste la historia principal para que nos terminemos prendando de cómo pasaron aquellos años los berlineses.

Una película joven fresca y divertida, pero lo suficiente para poblar el interés de muchos tipos diferentes de audiencia.

Popeye (1980)

Es como es

¿Robin Williams hizo de Popeye en su papel debut en la gran pantalla? Descubran este musical-humor-acción donde lo cutre hace reír.

Os voy a hablar de una película de la que muchos desconocen pero merece la pena hablar de ella, Popeye.
En el año 1980, con un presupuesto de 20 millones de dólares, se sacó la versión de carne y hueso del personaje de comic que se hinchaba a espinacas. El actor que interpreta al marinero con el ojo saltón es ni más ni menos que Robin Williams en su papel debutante de la gran pantalla. Shelley Duvall (actriz que terminaría trabajando con directores como Stanley Kubrick en El Resplandor o Tim Burton en el corto Frankenweenie) sigue los patosos movimientos de Olivia. Hasta aquí todo puede pintar bien.
La película tiene un humor que, a día de hoy, está más caducado que las propias espinacas que se comió Popeye por primera vez. Si a eso le sumamos un musical que enreda a la película, son letras de lo más predecibles, durante toda la cinta te llevarás las manos a la cara, y mientras giras la cabeza de izquierda a derecha te preguntas, ¿esta película caló en antaño?, pues facturaron el doble de lo invertido. La historia que viven los personajes en Puerto Dulce (rodado en una villa en Malta) busca ser entrañable. Al amable Williams ya en su papel de Popeye se le coge cariño y se pueden ver los cimientos de lo que es a día de hoy su carrera como actor. Los demás personajes como Brutus y los demás habitantes del escenario de atrezo están bastante bien caracterizados.

El argumento se divide en varias historias pero centrada en una principal, la búsqueda del padre de Popeye. Más adelante ésta misión va perdiendo importancia ya que la adquieren otros hechos que durante el film se van desarrollando. No deja de ser una película para niños-familia, con mensaje positivo y el alza de un héroe que fue tan popular como el marinero de la pipa y los brazos deformes.

Los recursos utilizados son bastante característicos teniendo en cuenta la época en la que la película fue producida. Aún así, se pueden ver chapuzas como muñecos volando haciendo las veces de actores, o la enorme evidencia de que esa casa que se cae a pedazos es cartón puro y nada más.

Popeye cae bien, como la mayoría de los personajes de Williams, y aunque esta película tiene poco que sorprende a un público del siglo XXI, es interesante ver como se hace una película de humor-acción al estilo Jackie Chan con los pocos recursos que el director de la adaptación fílmica, Robert Altman(Nashville, MASH), contaba a finales de los 70.

Con espinacas o sin ellas, Robin Williams es un grande, aunque lamentablemente esta no es su peor película…

Coppola apuesta por V.Gallo y M.Verdú

Coppola lleva a Verdú y Bardem con Vincent Gallo a Argentina

El creador de obras para la historia cinematográfica como la trilogía El Padrino o Apocalypse Now apuesta por un cine de ‘bajo’ presupuesto (15 millones de dólares) y se embarca en el rodaje que ha comenzado en Argentina ya este lunes de la película Tetro. Para más inverosimilitud del asunto, su plantel de actores están formados por el polifacético y arriesgado Vincent Gallo (protagonista), junto con Maribel Berdú y Javier Bardem, aparte del reparto de actores mayoritariamente argentinos. El rodaje de la película tendrá un carácter experimental y romántico, en el que Ford Coppola quiere mimar el cine una vez más desde otro punto de vista más independiente, contando una historia sobre emigrantes italianos en el país blanquiceleste. Esta combinación promete, ya que por atrevida va a resultar genial ya que la libertad con la que cuentan tanto actores como director en el rodaje puede dar lugar a una postal muy interesante. Buenos fichajes y buena trayectoria.

Artistas Daydream Festival

El festival que se celebrará en el Parc del Fórum de el 12 de Junio en Barcelona quiso garantizarse sus primeras entradas vendidas con la pronta y única confirmación de Radiohead como cabeza de cartel. Ahora nuevos artistas han sido confirmados para que este sea por fin un festival propiamente dicho y no un concierto de Radiohead al aire libre. Las melodías eléctricas de un ruido progresivo y atractivo de Low, los ritmos vertiginosos de Liars, Bat For Lashes que talonean a Radiohead, y el indie del norte de Gran Bretaña de Clinic, con voz similar a los primeros años de Tom Yorke, y la música electrónica de los alemanes Modeselektor hacen un contexto perfecto para englobar la basta personalidad musical de Radiohead. Por si no se nota que el epicentro de esta primera edición del Daydream son los cabeza radio, la ENEMC (Ensemble Nacional de España de Música Contemporánea) pretende ofrecer unas versiones instrumentales del OK Computer, el álbum más vendido de la banda del señor Yorke.

La única modalidad de entrada es de 68€, ya que es un festival de un día, aunque las entradas para ENEMC se pondrán a la venta próximamente aparte, las cuales habrá que adquirir con la suficiente antelación debido al aforo limitado para este concierto. También ofrecen la posibilidad de multipacks de festivales, que comprando las entradas de dos festivales como Daydream y Summercase, el ahorro es de un 20%.

Radio Flyer (1992)

Volando de vuelta a la infancia

El dúo Elijah Wood (Frodo en El Señor de los Anillos) y Joseph Marcello (el niño Tim Murphy en Parque Jurasico) viven una historia llena de imaginación y de pasión por la libertad, termino tan común en películas estadounidenses. La formula que proponen sus directores Richard Donner (Maverick) y David M. Evans (experto en películas sobre superación infantil) es un dúo de pequeñas leyendas infantiles, acompañadas por un pastor alemán tan entrañable como familiar y protector. Este grupo ha de seguir adelante ante la terrible situación de sufrir los maltratos del novio de su madre(Lorraine Bracco), la cual no tiene constancia de ello ya que pasa la mayor parte de su tiempo trabajando para hacer que la familia sobreviva económicamente. Los jóvenes hermanos viven en el mundo que crean en su mente, sin parar de ‘explorar’ por los alrededores de la zona por la que viven. El film pretende enviar el mensaje de la fuerza y respeto por una promesa, la gran importancia de la libertad, y que soñar despierto se debe practicar aún habiendo pasado la infancia.

La bella historia esta narrada por uno de los hermanos ya mayores, interpretado por Tom Hanks, y endulzada junto a la banda sonora de Hans Zimmer, experto en super producciones para toda la familia como El Rey León o Piratas del Caribe:El cofre del hombre muerto.
Una película obligada para aquellos que disfrutaban de las películas e los 90 sobre aventuras infantiles que perfectamente se adaptan a la forma de salir de un apuro de adultos. Si el niño que fuiste sigue viviendo ahí adentro esta película te va a emocionar en más de una ocasión. Os veréis reflejados en lo que dicen y hacen para pasar sus ociosas tardes, a la vez que la inseguridades de esta joven pareja no os sonaran del todo despreocupadas.
Su emisión se encuentra actualmente en los canales de Canal Satelite, concretamente en DCine.

El nuevo disco de Coldplay se llama…

Viva La Vida. Coldplay ya tiene titulo para su nuevo album, y aunque lo primero que os venga a la cabeza sea Ricky Martin, el nombre escogido por Chris Martin no hace sino referencia a la obra de la pintora mejicana Frida Kahlo. Al líder de la banda londinense le llamo la atención que “ella las ha pasado canutas, y entonces empezó una gran pintura en su casa que decía ‘Viva la vida’, me encantó su audacia”. El cuarto album tendrá un carácter oscuro y hablará de la muerte sobre todo, lo que le da el mismo carácter paradójico a su título como utilizaría la artista mejicana en su pintura.