El Gato con Botas 2011 [CRÍTICA]

Cierra la puerta que se escapa el gato
La mirada más famosa del cine de animación vuelve al cine en un spin-off que se apoya en los clásicos cuentos infantiles. 
Un gato malagueño (Antonio Banderas) corretea por la pantalla hasta que se topa con una belleza latina (Salma Hayek) que le ayuda a reencontrarse con un viejo amigo: Humpty Alexander Dumpty, también conocido como ‘Tentetieso’ en los cuentos infantiles.
¿Qué hacen dos gatos y un huevo parlante? Nada menos que buscar las habichuelas mágicas para llegar al castillo del gigante y robar los huevos de oro. Una vez más, la saga Shrek mantiene la esencia de homenajear los cuentos infantiles es sus películas. En el caso de este spin-off del Gato con Botas está muy bien elegida y llevada la aventura principal.
Este film no deja de ser una explotación de un producto, Shrek, que funcionó pero fue perdiendo fuelle en sus últimas entregas. El felino al que Banderas le da su absoluta personalidad ofrece dos o tres escenas de la famosa mirada de minino inocente y varias bromas de gatos que siempre son bienvenidas en la comedia.
Es una historia de tres a pesar de que el minino con sombrero sea el protagonista. Salma Hayek pone el personaje femenino que no termina de caer en las zarpas del persuasivo gato y Zach Galifianakis pone voz a un personaje con más cerebro de los que él está habituado a encarnar.
Dirigida por Chris Miller, que ya se encargó de Shrek 3, este largometraje entretiene y salva los minutos con la historia de las habichuelas mágicas como tirón principal. Pero a veces da la impresión de un guión falto, que depende demasiado de los clásicos cuentos para generar ese huevo de oro que busca Dreamworks para colocar a uno de sus personajes en los primeros puestos de la taquilla.
En Disney optaron por dar una serie a Timón y Pumba, aquellos carismáticos personajes de El Rey León, pero les quedó algo mediocre. El Gato con Botas se atreve con el cine pero, como todos los felinos de la tierra, teme mojarse para convertirse en leyenda.
Estreno el viernes 25 de noviembre
Enlaces de interés:

Salidos de Cuentas (2010)

‘Descojoning’ movie
Nueva gran juerga del director de ‘Resacón en las Vegas’. Una road-movie que reafirma a Todd Phillips como patriarca del descojone actual y trae a un gracioso dúo protagonista con Downey JR. y Galifianakis.
El director Todd Phillips adora el humor ruidoso, gamberro y salvaje. Ese que hace llevarte las manos a la frente porque no puedes creer que la cosa vaya a peor. Los protagonistas de sus historias dan vueltas de campana entre situaciones embarazosas, asquerosas, ridículas y violentas.
Salidos de Cuentas’ tiene ese humor rápido, de gag constante y picante, que mantiene viva la risa de una sala la mayor parte de la película. Pero también cuenta una historia, sobre un hombre (Robert Downey JR.) que recorre Estados Unidos en coche para poder asistir al nacimiento de su hijo, y en el camino sufre las rarezas de su compañero de viaje imprevisto (Zach Galifianakis).
A diferencia de la exitosa e inesperada ‘Resacón en las Vegas’, este nuevo film de Phillips concentra todo el humor en dos protagonistas, mientras que su anterior película contaba con los cuatro hombres que perdían el control durante una despedida de solteros. Aunque más amanerado, Galifianakis hace prácticamente el mismo papel: un hombre-osezno insoportable, particular y peligroso, mientras que Downey JR. es el estereotipo de hombre estresado, frío, inhumano y a punto de explotar.
La pareja congenia ante la cámara. No son solamente la pareja humorística del tipo que da collejas y el otro que las recibe sin dejar de hacer el torpe. La historia ahonda en la vida de cada uno de ellos y las pega con super glue, con consecuencias bestiales que hará el viaje muy entretenido para quien busque reirse a carcajadas