MTV Winter 2009



Cuando el lujo se hace gratuito



Franz Ferdinand, Starsailor, Mando Diao y Polock formaron una hermosa postal musical en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. Con este evento de un día, una vez más la Comunidad Valenciana vuelve a ser el referente en cuanto a festivales internacionales de música independiente.



A las 18:30 el público llegaba a ocupar alrededor de las primeras 20 filas del centro de la pista. Algunos sentados, otros de pié, y algunos con su cerveza de un lado para otro esperaban ansiosos la llegada de cada uno de los grupos que venían a ver. Según los vítores que lanzaban mientras los artistas que iban a actuar se nombraban por las pantallas a los laterales del escenario, se podía deducir que la gran mayoría fue a arropar a los cabezas de cartel, Franz Ferdinand, seguidos de los que perseguían a los Mando Diao, Starsailor y, por último, Polock.



Con el producto nacional, Polock, empezó el espectáculo. Se mostraron serenos ante una oportunidad única, que era tocar en su ciudad ante un público exigente que mayoritariamente no venían a verlos a ellos. Polock es un grupo que técnicamente es correcto pero les falta una seña de identidad, lo que les deja como meras versiones ibéricas de los Strokes pero aún más ‘brit’ que los millonarios neoyorquinos.


Starsailor trajo la calma, para aquel publico que buscaba un concierto de butaca, de estar tranquilo y de no saltar o apretarse mucho con el público. En un concierto tan masivo, el público joven que apenas conoce el trabajo de esta banda, que querían reservar fuerzas para el final y no castigar mucho unas piernas que llevan toda la tarde de pié, fue algo poco más que aburrido. Pero los ingleses dieron una actuación agradable, aunque no de total entrega, que sirvió para presentar algunos temas de su nuevo álbum All The Plans. Se despidieron con un marchoso Four To The Floor que calentó motores, y con Good Souls, un clásico ya para estos supervivientes del brit-pop, que dejó una clara definición de la melódica y sentimental voz de James Walsh.



Los guaperas suecos de Mando Diao dieron tralla en la noche hinchándo las venas de sus nórdicos cuellos. Aunque fueron entretenidos, no llegaron mucho más lejos de su carácter pretencioso de Beatles contemporáneos, quedándose en otros Oasis más del panorama chulesco musical, pero algo más motivados con lo que hacen que los británicos.



Tras un descanso promocional durante el cual MTV bombardeaba al público por medio de sus pantallas con anuncios, trailers y promociones que repetían tras cada actuación, llegó el rey de la fiesta: Franz Ferdinand. Las decenas de miles de asistentes rodearon literalmente la moderna y pintoresca Ciudad de las Artes y las Ciencias. Arte, demostraron tener mucho los escoceses, porque estos muchachos que formaron su banda en Glasgow demuestran tener mucho estilo en lo que hacen, y lo que es aún más atractivo, trajeron a Valencia un espectáculo sin pretensión, como si se tratasen de unos niños ilusionados, tímidos y felices que quieren mantener ese feedback de amor con sus seguidores a pie de pista. Fueron absolutamente la cúspide de diversión en el festival, con una calidad técnica escrupulosa que se llevaba muy bien con la improvisación. En este sentido, merecen una mención aparte el solo de batería apoyado por todos los miembros del grupo y la ‘conversación entre guitarras’ entre Alex Chapranos y Nick Mcarthy durante la actuación de This Fire.



Todo sonaba enorme, amplificado, limpio, rítmico. En definitiva, espectáculo, diversión y simpatía, mucho más digestivo en directo. Tras dos bises, de dos canciones cada uno, se despidieron con reverencias hacia el público. Volverán muy pronto por España durante su gira Europea a Bilbao el 2 de abril y Madrid y Granada los días siguientes, aparte de su visita por el FIB en verano. MTV España emitirá el MTV Winter 2009 el día 13 de marzo.



IMAGEN: De Izquierda a derecha y de arriba a abajo: Starsailor, Polock, Mando Diao y Franz Ferdinand.

Ash, FRA 14 Alaquás 30.08.08


15 explosiones en el levante

El Festival de Rock de Alaquás trajo como grupo de peso a Ash, los norirlandeses que lo dieron todo ante un público que no se enteraba de casi nada.

En esta edición 14 del FRA que se celebra en la localidad Valenciana la organización optó por dejarlo en un solo día, menos espacio y como siempre dando oportunidad a los grupos locales. Precedido por El Columpio Asesino (banda ibérica de excelente plantel musical pero una inoportuna voz y letra, típica laguna del rock español) entraron los Ash tras hacer una prueba de sonido que llevaba retraso. A las 21:10 (bastante puntuales para el rock and roll) aparecieron con Tim Wheeler a la cabeza, que se planto frente al micrófono con una sonrisa y unas ganas de actuar que se conjuntó con sus compañeros. Junto a Wheeler, Mark con su energética puesta en escena y su egocentrico y único sonido del bajo cerraba el triangulo de la banda con Rick Mc Murray, escondido tras una gran batería que atizaba con sus brazos sin que sus ojos saltones se asustaran ni mostrasen una perdida de ritmo

La entrega durante un set list acelerado fue impecable, y a pesar de que se notaba la hace poco exiliada de la banda Charlotte Hatherley, supieron cargar con el peso de canciones de gran tonelaje como Meltdown, Burn Baby Burn o Orpheus. Una lastima que estos tres piezas cayeran en el pecado de utilizar sonidos ya pregrabados como en You Can’t Have It All (coros de voces), en Twilight Of The Innocents (orquesta) o Burn Baby Burn (guitarra eléctrica) porque rompe completamente con el lema que dice una de las camisetas del batería Rick Mc Murray: “Be Creative”. Con imaginación todo sonido que se grabó en elstudio APRA el album y no se puede reproducir en directo se puede salvar, y Ash precisamente no es una de esas bandas con falta de imaginación.

Entonces llegó el momento de perdonarles cuando dispararon bombazos como Kung Fu, Girl From Mars y el que fue su primer single y con el que cerraron la noche.

Shining Light fue una de las más queridas por el público presente (tanto los que saltaban por el regustin que les daba esta música como por aquellos que lo hacían por el amable colocón que les enchufaba a todo lo que fuera rítmico y de altos volúmenes). Pero para mi personalmente la estrella de la noche fue Goldfinger, dedica por el señor Wheeler a los realmente entregados del concierto y que supo a uno de sus mejores albumes donde se incluye este tema: 1977. Temas como estos nos llevan al mundo que Ash creó para una juventud noventera que adoraba los comics de X-Men, películas de Bruce Lee, los Transformers, la Guerra de las Galaxias y soñaban tumbados en la hierba mientras oían himnos de una energía que sujetaban sus ganas de vivir. Ash es tan único, genial y modositamente friki que apestaría si dejasen de hacer cosas como la de aquella noche: tocar de gratis en un pueblo diminuto de la ardiente España. Estos tres norirlandeses te quitan el aire para luego darte algo mejor (y no, no son drogas si sois los colgaos que estuvisteis en el concierto y no recordáis nada, lo siento). Que le sigan pegando así por mucho más tiempo.

Sala 2.5 (al aire libre, pero con un espacio más estrecho que la edición anterior)

Público 1.5 (tenían una “buena fiesta” como dijo la teclista del Columpio Asesino tras su salida del escenario… ¿¿Que tal esa resaca amigos??)

Teloneros 3 (Entendiendo a los del Columpio Asesino como “teloneros” de Ash, estuvieron a la altura y dieron buena muestra de ello)

Setlist

Meltdown

Burn Baby Burn

You Can’t Have it All

A Life Less Ordinary

Shining Light

Goldfinger

Renegade Cavalcade

Kung Fu

Ichiban (Canción Nueva)

Orpheus

Walking Barefoot

Oh Yeah

Girl From Mars

Twilight Of The Innocents

Jack Names The Planet

//www.youtube.com/get_player
Fotos&Video: Mezken