RICHARD ASHCROFT – These People [RESEÑA]

Un retorno sosegado

★★★☆☆
A pesar de los intentos fallidos de modernizarse con sintetizadores de una biblioteca de sonidos desfasada, These People nos permite recuperar algo de aquel barítono que convirtió a Richard Ashcroft en una de las voces más carismáticas de su generación.
Tracklist_
1. Out Of My Body
2. This Is How It Feels
3. They Don’t Own Me
4. Hold On
5. These People
6. Everybody Needs Somebody To Hurt
7. Picture Of You
8. Black Lines
9. Ain’t The Future So Bright
10. Songs Of Experience

PJ HARVEY – The Hope Six Demolition Project [RESEÑA]

P { margin-bottom: 0.21cm; }

Himnos de pobreza y beligerancia

★★★☆☆

PJ Harvey lanza una comunión de canciones marcadas por temas socio políticos que, por su similitud a su anterior disco, hacen que la artista pierda gran parte de ese factor sorpresa con el que contaba cada vez que decidía animarse con un nuevo LP. Críticas a la demolición de lo viejo para imponer lo nuevo y lo caro en un disco que quedará en la memoria como un cuaderno de viajes de la artista tras sus viajes emulando a un Hemingway femenino por las ciudades de Afganistan, Kosovo y Washington DC.

P { margin-bottom: 0.21cm; }Tracklist_ 
01. The Community of Hope  
02. The Ministry of Defence
03. A Line in the Sand
04. Chain of Keys
05. River Anacostia
06. Near the Memorials to Vietnam and Lincoln
07. The Orange Monkey
08. Medicinals
09. The Ministry of Social Affairs
10. The Wheel
11. Dollar, Dollar

YEASAYER – Amen & Goodbye [RESEÑA]

Jardineros de su propia frondosidad
Yeasayer recoge el estilo que cosechó en sus dos primeros discos para grabar un disco de una frondosidad musical que vuelve a llenar a su discografía de luces y colores.
★★★★★
Con su tercer disco, Fragrant World, Yeasayer perdió a una gran cantidad de seguidores que no vieron con buenos ojos que este trío de Brooklyn abrazase tanto la electrónica para introducirnos en una distopía futurista. Aunque en su momento sacaron pecho con su anterior LP, parece que el grupo formado por Chris Keating, Ira Wolf y Anand Wilder no han podido evitar darle a su audiencia lo que lleva echando de menos desde aquel Odd Blood de 2010. No podemos decir que hemos salido perdiendo, ya que Amen & Goodbye tiene todos los elementos que le puedes pedir a unos profetas musicales que siempre parecen ir un paso por delante con sus apuestas arriesgadas pero siempre acertadas. Su cuarto álbum arranca con claras influencias de los Beatles en ‘Daughters Of Cain‘ y estalla en su propia frondosidad musical a través de ‘I Am Chemistry‘, el primer single que lanzaron al mundo para presentar su nuevo trabajo.
Silly Me‘ es la hermana de O.N.E. en cuanto a pop pegadizo de la mano de Anand Wilder. El disco parece una sucesión de un hit seguido de otro hit, con ‘Half Asleep‘ recuperando el sitar de sus inicios y ‘Dead Sea Scrolls‘ regalándonos un solo de saxo de esos que te taladran el alma. La producción es exquisita y los elementos pueden degustarse de forma individual al estar perfectamente situados en la estructura de cada canción. Estamos ante una obra maestra desde la portada hasta el cierre, ya que el art work corre a cargo de David Altmejd, un canadiense que ha creado una escena física al estilo de Dali teniendo en cuenta elementos de la cultura y personalidades actuales. Lo bizarro se apodera por minutos del LP y escuchamos una ronda de aplausos mientras suena un clavecín en ‘Child Prodigy‘ para dar paso a la fase final de este Amen & Goodbye.
Chris Keating entrega su último temazo con ‘Gerson’s Whistle‘ antes de dejar que Anand Wilder cierre el disco con una nocturna y primaveral canción de amor en ‘Uma‘ y un tema que suena a mezcla entre el sonido del Viva la Vida de Coldplay y el Hail to the Thief de Radiohead llamado ‘Coldnight‘. Yeasayer ha demostrado que son los mejores en lo que hacen. Son la banda que todo grupo moderno quiere ser y se traen del futuro una frondosidad que completa los mejores jardines del panorama musical. Aquí encontrarás una apuesta lucida, generosa, valiente y espléndida. La mejor versión de tres amigos que han sudado sangre para grabar un disco plagado de retos y viajes hacia lo extraño y lo desconocido. Esta nueva pila de canciones y su notable apuesta en directo les convierte una vez más en una de las bandas más interesantes para subrayar en un festival veraniego.
Tracklist_

1. Daughters of Cain
2. I Am Chemistry
3. Silly Me
4. Half Asleep
5. Dead Sea Scrolls

6. Prophecy Gun
7. Computer Canticle 1
8. Divine Simulacrum
9. Child Prodigy
10. Gerson’s Whistle
11. Uma
12. Cold Night
13. Amen & Goodbye

Reseña publicada en Muzikalia>>>

Little Green Cars – Ephemera [RESEÑA]

Lo aprendido tras la tormenta
Los irlandeses Little Green Cars llegan a su segundo LP echando el candado a un pasado doloroso con un disco más oscuro que su debut pero con un atardecer entre nubes con el que el oyente se sentirá fácilmente identificado.
★★★★☆
Ephemera suena a noche tormentosa, a sueños que se tienen tras una experiencia traumática, a ritual crematorio y a pulso ganado contra la depresión. Este tipo de bandas no deben faltar nunca en nuestras vidas. En los veranos, entre festivales, temas bailables, risas, cachondeo y subidones se nos olvida la importancia de este préstamo sentimental que realizan los hijos de San Patricio. Little Green Cars se ha convertido en una noble representación de esa banda impermeable que ha sabido adaptarse a las nuevas exigencias de un público que se aburre con facilidad. Aquí todos cantan, pero las voces de Stevie Appleby y Faye O’Rourke son los colores con los que más identificados se sentirá el oyente. Él parece el hijo que siempre quiso tener Neil Young en temas como ‘You vs Me‘ y ella es un bello trébol de verde radiante que aguanta tormentas con una fuerza desgarradora que te emocionará sí o sí con ‘Easier Day‘.
Pero Little Green Cars suena a conjunto, sobre todo cuando nos vuelven a regalar sus armónicos en temas suaves como ‘The Garden Of Death‘, ‘I Don’t Even Know Who‘, ‘Winds Of Peace‘ y ‘The Factory‘. También hay dúos como ‘Clair de Lune‘, pero se podría decir que las voces cantantes se reparten muy bien este sueño efímero que los propios músicos definen como el desvanecimiento de una luz y la belleza de un momento. Un álbum terapéutico para echar el candado a experiencias duras del pasado y mirar hacia delante con la sensación de haber aprendido algo. A partir del octavo track, Ephemera anochece y nos mete en la fiesta más incómoda en la que jamás hemos estado con ‘The Party‘ y en un túnel de sentimientos enfrentados con ‘Good Women Do‘. En definitiva, su segundo disco es un álbum muy unificado, menos heterogéneo que el anterior (ya no escuchamos recursos arriesgados como aquel vocoder del primer LP) pero que destaca por capturar momentos que conectan con lo cotidiano, los días grises y los grandes cambios vitales de sus oyentes.
Tracklist_
1. The Song They Play Every Night
2. You vs Me
3. Easier Day
4. The Garden of Death
5. Brother
6. Clair De Lune
7. Ok Ok Ok
8. The Party
9. I Don’t Even Know Who
10. Good Women Do
11. Winds Of Peace
12. The Factory

JEFF BUCKEY – You & I [RESEÑA]

Vaivén de melancolía
You & I es una íntima estancia con un artista que se ganó el mote de ‘jukebox humano’ por su capacidad de sacar en directo influencias de un amplísimo rango musical y hacer suyas canciones de Bob Dylan, The Smiths, Sly & The Family Stone y Led Zeppelin.

★★★★☆

Oficialmente, Jeff Buckley solamente lanzó un LP en vida pero ha emocionado e influido a miles de artistas por todo el mundo y bandas como Muse, Radiohead o Coldplay quisieron sonar como él en sus inicios. No es fácil editar nuevos discos de un artista fallecido en 1997 a la edad de 30 años cuya mayor actividad musical se generaba en los bares que frecuentaba para deleitar al publico neoyorquino a diario durante semanas y semanas. En esa época de los ‘cafe days’ es cuando se ganó más que nunca el apodo de ‘jukebox humano’ porque era capaz de sacar cualquier tema que le pidiera el público, desde los temas más populares de aquella década, pasando por canciones de Broadway, clásicos del rock, jazz, pop, hasta que se animaba a cantar como el paquistaní Nusrat Fateh Ali Khan.
Pero aunque este don ya lo exhibió en el recopilatorio de Live at Sin-é, You & I ofrece grabaciones inéditas que Buckley registró cuando firmó su primer gran contrato discográfico. Hasta para los que ya creen haberlo escuchado todo de esta deidad musical se emocionarán con las versiones inéditas de ‘Just Like a Woman‘ de Bob Dylan (cuyo clímax te pondrá los pelos de punta), ‘Calling You‘ de Jevetta Steele, y una de las grandes favoritas: ‘I Know It’s Over‘ de The Smiths. A pesar del vaivén de melancolía de este CD, You & I es un encuentro privado entre el oyente y el artista en una habitación que en algunos instantes se llena de luz a través de ventanas como ‘Everyday People‘, ‘Don’t Let the Sun Catch You Cryin‘ y ‘Night Flight‘. Todo ello con un buen sonido, fruto del trabajo de la madre de Buckley y la discográfica Columbia, pero respetando ese sabor a maqueta y evitando cualquier edición o alteración de la fuente original, “estas grabaciones son los verdaderos restos mortales de Jeff, deberíamos tratarlas como si estuviéramos preparando su cuerpo para un entierro: nada de maquillaje, ni trajes de Armani, ni cortes de pelo o peinados”, afirma Mary Guibert sobre la forma en la que quería preparar este álbum antes de lanzarlo.
Impresiona en gran medida escuchar cómo un solo hombre se saca influencias de estilos tan diferentes y logra hacer suyas canciones de artistas que, como Leonard Cohen con Hallelujah, han llegado a confesar que Buckley ha superado sus propias creaciones. Aquí se puede ver una vez más que este norteamericano nacido en Anaheim(California) era un hombre al servicio absoluto de la música. Una bella criatura cuya muerte es tan insuperable como el legado que ha dejado en la música. You & I llega a hacer daño en temas como ‘Dream of You and I‘, en la que el propio cantante relata cómo soñó con una canción al mismo tiempo que la interpreta con la guitarra acústica, “si estás grabando esto, mejor, así no se me olvidará“, se le oye decir al cantante al final de la grabación sobre un tema que nunca llegó a completarse
Siempre nos quedaremos con la ganas de saber cómo habría evolucionado su música, su puesta en escena, la colaboraciones que habría realizado, si se habría animado a trabajar en una banda sonora o si habría cambiado la guitarra por el piano. Pero nos queda siempre su legado y una devoción hacia la música que se hace palpable cuando escuchamos cómo tiembla su voz al mismo tiempo que su famosa Fender Telecaster sesentera de color crema acompaña un momento realmente íntimo entre el oyente y el artista.

Tracklist_
1. Just Like A Woman (Bob Dylan)
2. Everyday People (Sly & The Family Stone)
3. Don’t Let The Sun Catch You Cryin’ (Louis Jordan)
4. Grace
5. Calling You (Jevetta Steele)
6. Dream Of You And I
7. The Boy With The Thorn In His Side (The Smiths)
8. Poor Boy Long Way From Home (Bukka White)
9. Night Flight (Led Zeppelin)
10. I Know It’s Over (The Smiths)

 

COLDPLAY – A Head Full of Dreams [Reseña]

P { margin-bottom: 0.21cm; }

Universalizando el amor
Chris Martín quiere que sepas que está mejor y para contártelo ha traído a invitados como Beyoncé, Noel Gallagher, Gwyneth Paltrow y hasta a su hijo pequeño en un disco optimista pero poco innovador.
★★★☆☆
Era evidente que después de la noche y la nostalgia de Ghost Stories iba a llegar este amanecer hippie de títulos positivos como A Head Full of Dreams. Parece que Chris Martin tiene tan superados sus problemas matrimoniales con Gwyneth Paltrow que incluso la invita a ser el eco que resuena en la acogedora ‘Everglow‘, pero el británico vuelve a provocar a sus fans más clásicos tonteando con otra voz superventas como Rihanna en ‘Hymn For The Weekend‘. Sin embargo, tanto la madre de sus hijos como Beyoncéson muy discretas en sus colaboraciones, al igual que sucede con la guitarra difícil de diferenciar de Noel Galagher en ‘Up&Up‘.
Y es que por suerte el séptimo disco de este cuarteto británico no se trata de inflarse de duetos para atraer la atención de un público más amplio, pero sí que peca de innovar demasiado poco teniendo en cuenta las revoluciones pasadas que protagonizaron Martin y los suyos. ‘Adventure of a Lifetime‘ es un tema pegadizo, te guste o no, porque llega justo para convertirse en la banda sonora de las compras navideñas de este año con un ritmo disco que parece inspirarse en la exitosa fórmula de Daft Punk.
A Head Full of Dreams se hace más interesante a partir de la segunda mitad, con Tove Lo acompañando a Chris Martin en un dulce dueto que mira hacia una relación destruida sin ira. Continúan las colaboraciones con la pianista clásica Khatia Buniatishvili al piano y el escritor Coleman Barks recitando un poema en ‘Kaleidoscope‘, un interludio que termina con Barack Obama cantando Amazing Grace y que sabe a disco grande a pesar de que este LP es apenas un destello de las épicas batallas que ha librado Coldplay.
La más atrevida es sin duda ‘Army of One‘, una canción fresquita y joven que se agradece mucho a pesar de que su segunda parte choca en un primer instante con Chris Martin disfrazándose de estrella del hip hop. Se le perdona todo cuando nos regala ‘Amazing Day‘, un bonito recuerdo de una sucesión de pequeños momentos inolvidables que nos hace volver a enamorarnos de ese Coldplay tierno de butaca y piano. Con el hijo del cantante tocando la pandereta en el último acto se despide un disco que Martin describe como el destino al que apuntaban todos los caminos de sus anteriores discos, una afirmación que al mismo tiempo está tan pasada de optimismo como los títulos de sus canciones. P { margin-bottom: 0.21cm; } Así, Coldplay se ha convertido en esa ex novia a la que vuelves y el sexo es bueno, pero con la que al final te acaba invadiendo un sentimiento de nostalgia inevitable
Tracklist_
01. A Head Full Of Dreams
02. Birds
03. Hymn For The Weekend
04. Everglow
05. Adventure Of A Lifetime
06. Fun
07. Kaleidoscope
08. Army Of One
09. Amazing Day
10. Colour Spectrum
11. Up&Up

CHRIS CORNELL – Higher Truth [Reseña]

P { margin-bottom: 0.21cm; }

Fuego de leña
El líder de Soundgarden continúa la estela de Songbook y lanza un disco en el que Chris Cornell se hace íntimo de la acústica con una pila de temas acogedores que suenan a caballo entre Euphoria Morning y Carry On.
★★★☆☆ 
A los que se horrorizaron con Scream y los coqueteos de Chris Cornell con el mundo del pop electrónico producido por Timbaland les alegrará saber que esta leyenda del grunge ha vuelto a una propuesta más madura y sosegada que su anterior LP de estudio. Después de volver a girar alrededor del mundo con Soundgarden y lanzar un disco con ellos, este músico de 51 años nacido en Seattle grabó un CD titulado Songbook en el que recopilaba los mejores momentos de su última gira en solitario con una guitarra acústica como única arma.
Ahora este señor de voz desgarrada y sensibilidad desgarradora ha vuelto con Higher Truth. La buena noticia es que suena parecido a Euphoria Morning y la mala es que también guarda algo de la estela carcamal de Carry On. Arranca con una todopoderosa ‘Nearly Forgot My Broken Heart‘ para continuar con ‘Dead Wishes‘, una canción cuya introducción te hará desear que todo el disco suene siguiendo esos arpegios. Con su cuarto disco de estudio en solitario, Chris Cornell saca las mantas para el invierno con canciones como ‘Before We Disappear‘, ‘Let Your Eyes Wander‘, ‘Circling‘, ‘Through The Window‘ y ‘Josephine, por lo que, tras varias escuchas, el oyente se irá sintiendo cada vez más arropado según avanza el minutaje. 
Con ‘Higher Truth‘, Chris Cornell se pone épico en un viaje a una montaña nevada tras el cual enciende una hoguera que empieza calentando con un piano que abre una balada rock de las que deberían haber predominado en Carry On. Scream gana a este disco en que arriesgaba más y en muchas ocasiones salía ganando, pero bien es cierto que es un lujo escuchar una voz tan carismática y reconocible del rock con la única compañía de instrumentos que son regalos de la naturaleza. Solamente en algunos temas como ‘Murderer of Blue Skies‘ y ‘Our Time In The Universe‘, Cornell hace más uso de su banda para llegar al clímax que los fans de Soundgarden buscan escuchar en él.
Tracklist_
01. Nearly Forgot My Broken Heart
02. Dead Wishes
03. Worried Moon
04. Before We Disapppear
05. Through the Window
06. Josephine
07. Murderer of Blue Skies
08. Higher Truth
09. Let Your Eyes Wander
10. Only These Words
11. Circling
12. Our Time in the Universe