EVERYTHING EVERYTHING – Joy Eslava de Madrid [CRÓNICA]

Rojo sobre gris

En el día que se conocía la noticia de que la Joy Eslava podría pasar a convertirse en una tienda de ropa, Everything Everything ofreció un concierto histórico que sacó nota en el global y en los pequeños detalles.
El presentador de Hoy Empieza Todo (Radio 3), Ángel Carmona, proponía al principio del show un abrazo grupal masivo entre los miembros de Everything Everything y el público de la Joy Eslava. Un cálido comienzo cuyo calor se alargaría durante el resto del espectáculo con un Jonathan Higgsque abría con una enorme sonrisa el primer concierto de esta banda en España como cabezas de escenario. Ataviados con una indumentaria gris que recordaba a los trabajadores de la distopía de George Orwell en 1984, este grupo original de Mánchester sonó de principio a fin como unos músicos del futuro que nos visitaban para realizar una exhibición musical visionaria.
Las zapatillas rojas del lídercontrastaban con los grises atuendos del mismo modo que bestias bailables como ‘Blast Doors‘ soltaban a todo pulmón inquietudes que el cantante ha querido expresar con el último disco de la banda, Get to Heaven. Las crudas decapitaciones del Estado Islámico o el reclutamiento terrorista de adolescentes europeas sonaron en canciones como ‘To the Blade y Regret‘ desde el alma de Jonathan Higgs pero también sirvió para sacudir los músculos de los allí presentes. Ha cambiado mucho este cuarteto desde aquel concierto en Ibiza del año 2010 en el que su complejo e inmaculado trabajo de estudio se ahogaba a la hora de subirse a un escenario, porque lo de anoche fue una culminación de una banda cuyo crisol de sonidos parece una representación de lo que nos depara el nuevo mañana.

La enorme presencia del bajista, los punteos y percusión matemáticamente enlazados, los armónicos, la densa electrónica, los falsetes del cantante, el dinamismo sobre el escenario y la conexión entre los músicos y el público hicieron que esta fiesta de presentación de uno de los mejores discos del pasado año pareciera corta. No faltaron singles como ‘Schoolin’‘, ‘Kemosabe‘ y ‘MY KZ, UR BF‘, pero antes de que todo el mundo se fuera a casa con la sensación de que posiblemente ese iba a ser su último concierto antes de que la sala se convierta en una tienda de ropa, Everything Everything deleitó a sus mayores fans con ‘No Reptiles‘ y ‘Distant Past‘, siendo la primera un tema que muchos llevaban coreando desde antes incluso de que los ingleses saltasen al escenario. Con este perfecto matrimonio entre público y artista, parece garantizado su retorno a la capital, aunque ya no será la Joy Eslava la que se convierta en una máquina del tiempo hacia esta seductora distopía futurista.

+ FOTOS

Setlist
1. To The Blade
2. Blast Doors
3. Kemosabe
4. Get To Heaven
5. Regret
6. Schoolin’
7. Fortune 500
8. The Wheel (Is Turning Now)
9. Warm Healer
10. Zero Pharaoh
11. Don’t Try
12. Cough Cough
13. MY KZ, UR BF
14. Spring / Sun / Winter / Dread
————————–
15. No Reptiles
16. Distant Past

 

MULAFEST 2015, viernes 26 de junio, RHYE+JON HOPKINS [CRÓNICA]

Utopía urbana fetiche
Mulafest logra crear un microuniverso de la cultura urbana y se pone más serio en su cartel musical con fetiches sonoros como Rhye y Jon Hopkins para convertirse en una referencia de peso en los festivales de verano.
El atractivo de un festival depende o bien de las actividades y el entorno que ofrece o del cartel de artistas que lleve bajo el brazo. Si solamente aciertan con lo primero, al menos tendrán un público que irá a divertirse, pero si encima cuentan con una buena apuesta musical el resultado es redondo. Mulafest no es un festival de grandes cabezas de cartel pero sí que cuenta con fetiches y rarezas que le convierten en un evento de obligado cumplimiento si no quieres pasar la oportunidad de ver a artistas que posiblemente nunca vuelvan a nuestro país. Ese es el caso de Rhye, una tentación imposible que aterrizó anoche en el IFEMA para seducir a los asistentes con el soul y la sensibilidad de una banda cuyo cantante sigue confundiendo a los que le ven por primera vez, “creía que era una tía, te lo juro”, afirmaba una de las asistentes.
La diferencia entre los dos escenarios fue descomunal, especialmente cuando aterrizó Jon Hopkins al Desperados haciendo retumbar todos los sentidos de los asistentes y dejando el Coca-Cola con la actuación de Manu Vulcano prácticamente desértica (con arena incluida), en parte quizás por las dificultades de acceso entre una zona y otra, ya que los asistentes debían mostrar el contenido de sus mochilas y pasar la pulsera por el lector cada vez que querían cambiar de escenario. Hopkins le regaló al público un sample de Life in Technicolor, una de las canciones que ha producido para la banda Coldplay, y completó el lleno deseado para calentar motores ante lo que estaba por llegar. Atica divirtieron a los presentes sustituyendo a una nueva cancelación de Klangkarussell en nuestro país que empieza a acabar con la paciencia de sus fans. 
Exhibiciones de bólidos y motos customizadas, salón de tatuajes donde grandes artistas de la tinta te dibujaban lo que quisieras en la piel, body-painting, graffiti, danza aérea, break dance, beat-box, voley playa, una interesante y variada apuesta gastronómica, y malabares con fuego en un recinto en el que la gente se movía en patines, bicis y skate. Una utopía urbana trasladada a un microuniverso que Mulafest ha logrado diseñar en pleno IFEMA aprovechando todos los recursos del espacio e inventándose lo que les falta. El sistema de pago es realmente innovador, ya que en la pulsera del festival los asistentes tienen su entrada al recinto y el monedero electrónico para comprar todo lo que necesiten en los puestos de comida, bebida, ropa y accesorios.

VER MÁS FOTOS DEL FESTIVAL

CHRYSTA BELL, Sala Charada, 27.03.14 [CRÓNICA]


Vivir en una peli de David Lynch
Con Chrysta Bell, el rostro femenino del universo Lynch, la música del director por fin se sube a un escenario en nuestro país para meternos dentro de una de sus películas.  

La voz de David Lynch sonaba por los altavoces cuando Bell tomaba la escena cuan femme fatale mientras el techo de luz de la sala Charada teñía de rojo las caras de los asistentes. “¿Habéis escuchado mi disco?”, preguntaba ella a la hora de presentarse, seguido de una tímida respuesta de algunos que ya fueron con los deberes hechos. La atmósfera ya estaba lograda y la conexión con el público establecida. Ya estaban todos metidos en la película.

Sensual, la artista de Tejas regalaba en cada canción un sutil estriptis. Primero el pañuelo y luego la chupa de cuero, para finalmente soltarse el pelo con ‘Do You Love Me?’. Caminó hacia el final de la película con ‘All The Things’, una de sus favoritas que ha escrito con David Lynch y la que mejor refleja ese romanticismo que recuerda a algunas de las escenas más memorables de Twin Peaks y la filmografía del estadounidense. 

La obra de teatro particular de Chrysta Bell desapareció tras el escenario para volver con un tema más antes de cerrar la noche. Su cuerpo, su voz y su alma se volverían a contonear una vez más antes de perderse en la oscuridad de los créditos finales. Su mirada pícara pero a la vez nostálgica se posaría un instante más en un público que se preguntaba para sus adentros “¿me está mirando a mí?” y respondía con una sonrisa de agradecimiento y placer.

Para ese último pase, Chrysta Bell decidió llevar a los presentes hasta un oscuro bar de Tejas con ‘Sycamore Trees’, la cara más terrorífica, peligrosa y siniestra del universo Lynch. Las campanas resonaban por los altavoces de la sala para hundir el escenario en la noche más oscura.

Así se fue ella, invitando a los que acudieron hasta allí a comprar su disco firmado justo después de cantar la última línea de la noche: “ojalá esta noche no terminase nunca” de la canción ‘Swing With Me’. Pero toda bobina tiene un final y los asistentes fueron despejando la pista tras haber sido los figurantes de esta nueva película de Lynch

Set list
1. Real Love
2. Friday Night Fly
3. Moonbeams
4. Angel Star
5. This Train
6. Slow
7. Dreams
8. Do You Love Me?
9. All The Things
10. Bird Of Flames
11. Down By Babylon
—————————-
12. Sycamore Trees
13. Swing With Me


PATRICK WATSON, Sala Arena, 11.03.13 [CRÓNICA]

El refugio del canadiense
Patrick Watson ofreció cobijo en Madrid a las decenas de personas que sufrían los coletazos del invierno. Cómodo y divertido, jugueteo con la banda y sus juguetes hasta llegar a la mitad de la pista.
Entre la oscuridad de un escenario sobrecargado de instrumentos y cables apareció el músico canadiense con linternas en los dedos para presentar su nuevo disco, Adventures In Your Own Backyard, acompañado de los cuatro miembros su banda. Ante el atisbo de impaciencia del público antes de comenzar el concierto, Watson bromeó al finalizar el primer tema diciendo, “relajaos, hombre, ni que fuera un lunes por la noche”.
Entre bromas, anécdotas y tubos de whisky se movía la noche. Entre el barullo de cables y cambios de posición, el cantante llegó a tirar dos de los tres tubos de whiskyque le sirvieron durante el concierto. Y es que al terminar los primeros cuatro temas obligatorios para presentar el nuevo disco, Watson y los suyos se apelotonaron en un metro cuadrado para tocar la estupenda ‘Man Like You‘ y la cariñosa ‘Into Giants‘ con la única amplificación que un micrófono para los cinco componentes. Uno de las mejores estampas de la noche.
El canadiense es un tipo sencillo. Un niño que juega a los indios y vaqueros en el jardín de su casa. Un hombre que se cruza de piernas para tocar un piano de cola y se echa unas risas con el público mientras intenta hablar un español que más bien parece italiano. No es pretencioso, sus canciones destacan más en lo musical que en el mensaje escrito. No hay falsas emociones y se lo toma como un juego.
Beijing‘ puso el listón demasiado alto para lo mucho que quedaba de concierto. Un tema que reventó el escenario con el batería desatado y la banda sacudiéndose a su ritmo. Solamente por esta canción merece la pena un concierto de este señor. El quinteto le volvió a dar prioridad al último disco, con ese sonido rico con toques de far west que se encargó de acentuar el trompetista de manera sobresaliente en temas como ‘Adventures In Your Own Backyard‘.
Volvieron al escenario con una tanda de bises, de entre los cuales destaca el momento más emotivo de la noche con ‘To Build a Home’, la única que tocó solo en el escenario. Un último bis llegó en honor al guitarrista de la banda, Simon Angell, que tras el concierto de Madrid abandona la banda. Con ‘Man Under the Sea‘, Watson y Angell se colocaron en mitad de la pista sin micrófonos y rodeados de un público que ya firmaba el resultado.
Patrick Watson es un showman, se divierte con el público y juega en el jardín de cables con sus juguetes favoritos. Pero malditos los conciertos para promocionar un nuevo disco, que solapan los otros trabajos de una manera desproporcionada. Pero así es el negocio de la música, el artista tiene que creer en sus últimas obras y hacer a los demás que se las crean. Adventures of the Backyard es un buen disco, perfecto para el directo, pero su peso ha provocado que un disco tan genuino como Close to Paradaise no tenga espacio para soltar su más preciada artillería.
Polémicas del setlist aparte, su visita a Madrid ha sido un refugio contra el frío, la crisis, la oscuridad, los lunes y la cera musical que se nos mete cada vez que ponemos la radio o la tele. Bienvenidos de vuelta sean este tipo de artistas a nuestra ciudad, sea invierno, verano, primavera, otoño o el apocalipsis.
Setlist
Lighthouse
Black Wind
Step Out for a While
Quiet Crowd
Man Like You
Into Giants
The Things you Do
Luscious Life
Beijing
Big Bird In A Small Cage
Morning Sheets
Adventures in Your Own Backyard
Noisy Sunday
To Build a Home
Sit Down Beside Me
Where The Wild Things Are
Man Under The Sea