Premios MMM 2015

El 2015 ha sido una cantera de joyas en lo sonoro y lo visual. Retornos para alimentar a los nostálgicos y nuevos sonidos para llenar de esperanza a los agnósticos. Un año más, he intentado seleccionar lo mejor que ha pasado por mis papilas gustativas, así que espero que encuentres al menos un caramelo en esta bolsa de premiados.

Mejor disco: + –
Cinco años de gestación no son nada cuando una banda como Mew crea una obra absolutamente inspiradora, reconfortante, plena y profunda. Jonas Bjerre y su séquito ha conseguido con + – generar una obra maestra del pop retomando la majestuosidad del rock progresivo y manteniendo la coherencia en la tierna voz del cantante entre la robustez de las guitarras y la percusión.
Mejor película: Yo, Él y Raquel
El título original, Me and Earl and the Dying Girl tiene mucho más sentido que la traducción que le han dado en territorio ibérico, porque Yo, Él y Raquel es la historia de dos chicos de Instituto que se enfrentan por primera vez a la posibilidad de que una compañera de clase con leucemia acabe bajo tierra. El tejano Alfonso Gomez Rejon se atreve con el cine indie en una historia con una gran cantidad de referencias culturales, humor negro e interpretaciones magnéticas y maduras. Por si fuera poco, el señor Brian Eno se encarga de la banda sonora. Está mal vendida por algunos críticos como la hermana de Bajo la Misma Estrella, pero este cine no es un generador de club de fans y pinturas en la frente.
Mejor canción: Rows
Esta canción dividida en tres fases comienza reconfortando al oyente con Jonas Bjerre acercándose al micrófono para cantar “it’s allright, anything you can wish for you can do”. Es la esencia más pura de Mew, con la sensibilidad del cantante abriéndose paso entre el robusto bajo de Johan Wohlert, las metálicas guitarras de Bo Madsen y la batería progresiva de Silas. Una obra maestra absoluta de 10 minutos que no tiene nada que envidiarle a grandes hits de esta banda danesa como Comforting Sounds.
Mejor videoclip: Nearly Forgot My Broken Heart
Buena dirección, gran canción, humor negro, el propio cantante como protagonista y una trama que le permite ganar con cada visionado. Estos cuatro factores son la receta secreta del videoclip que le ha dedicado Chris Cornell al primer single de su último LP para contar la historia de un hombre que se libró de la pena de muerte para vivir una cadena perpetua en un matrimonio que nunca quiso firmar. Una curiosidad: el niño rubio que sujeta un rosario es uno de los hijos del líder de Soundgarden.
Mejor concierto: Damien Rice en el Parco della Musica de Roma
Personalmente, el pasado 25 de juliocumplí un sueño en Roma que empecé a gestar desde que la voz y acústica de Damien Rice acompañase aquel encuentro entre Natalie Portman y Jude Law en la primera escena de Closer. Más solo que nunca y frente a 3.000 espectadores, este irlandés demostró que primero está él y luego el resto de cantantes folk. El corazón y la rabia que imprimió aquella noche a canciones como 9 Crimes parecían prender el escenario ante la devoción de miles de italianos que se volvieron a enamorar una vez más de un caballero que genera adeptos hasta en los huecos entre canciones.
Mejor debut: Trickfinger
Trickfinger es el alter ego electrónico de John Frusciante, ex guitarrista de los Red Hot Chili Peppers y estandarte de las mejores etapas del cuarteto californiano de Give it Away y Californication. Un proyecto que seguramente no vaya más allá de este LP homónimo pero que ha logrado que Frusciante abrace definitivamente la electrónica tras varios discos coqueteando con lo techno. Este disco es un acid house que recuerda al Aphex Twin más ambient y que se disfruta especialmente si se escucha sin prejuicios y teniendo en cuenta que este trabajo no tiene nada que ver con aquel guitarrista de hits como By the Way y Under the Bridge.

JOHN FRUSCIANTE – Enclosure [RESEÑA]


Fin de ciclo electrónico 
El ex guitarra de los Red Hot Chili Peppers recupera la voz para cerrar su trilogía más experimental y electrónica. 
Ya lo decía Omar Rodríguez-Lopez, guitarrista de la desaparecida banda Mars Volta: “John Frusciante está en un momento en el que no le puede importar menos sacar su trabajo al público”. Desde que el guitarrista dijo adiós a los Red Hot Chili Peppers ha habido cambios en su vida. Ahora es un hombre casado y aclimatado que se centra en grabar en su casa la música que él quiere oír.
El CD abre en un espacio tenebroso de ‘Shining Desert‘ pero recupera la conciencia con la solemne ‘Sleep‘, donde Frusciante se sienta al piano para cantar una letra que casualmente repite el título del último trabajo de los Chili Peppers, “I’m with you, I’m with you”. Al igual que en sus últimos libretos, sus canciones recogen una temática metafórica, espiritual, concluyente y reflexiva. ‘Run‘ se revuelve entre cambios bruscos de acordes y tonos mientras que el futurismo de ‘Stage‘ coloca los elementos en su sitio. 
El LP va casi siempre acompañado de rápidas percusiones electrónicas, punteos a la velocidad de la luz y teclados caóticos, pero Frusciante deja un hueco para una edulcorante balada en ‘Fanfare‘, una delicia para los que buscan empaparse más de su voz. La sigue su antagonista ‘Cinch‘, un tema antagonista e instrumental que se emborracha de los instrumentos que más protagonismo tienen en el álbum. 
En un disco de nueve canciones se agradece que caiga un tema como ‘Zone‘, donde los elementos se ponen en fila para dar entrada al falsete de Frusciante y terminar con con un limpio dueto de guitarras. ‘Crowded‘ cambia el tono para desgarrar la voz del cantante y distorsionar la guitarra para dejarnos en el final del disco con ‘Excuses‘, un caos en el orden que cierra la etapa más experimental de Frusciante, un giro musical que pocos se esperaban en la que la electrónica, la frenética percusión y la experimentación jazz levantan su estandarte. 
Tracklist
1. Shining Desert
2. Sleep
3. Run
4. Stage
5. Fanfare
6. Cinch
7. Zone
8. Crowded
9. Excuses

JOHN FRUSCIANTE – Mistakes [TRADUCIDA]

El consejo más universal de todos: sé tú mismo. Suena simple, no es sencillo. Pero practicar lo contrario te arrastrará por una cadena de errores. John Frusciante nos regala con ‘Mistakes’ otra charla de padre como las que ya acostumbran en sus últimos discos, pero nunca habló tan claro nuestro amigo John.

Errores
Los errores ayudan a uno ver
Que tú mismo creas tus propios entornos
La vida es un sueño
Y está hecha según tu versión interior de cómo querrías que fuera
El éxito tiene sus trampas
Te juzgas a ti mismo basado en cómo crees que te ven los demás
Y quizás adivines lo que hablan de ti
Y tratas de encajar en una caja hasta que no puedas salir o moverte libremente
Respeta quién eres por dentro
Deja que tu corazón sea tu guía
Lo que piensen otros no dice nada de ti
Solo la manera en la que te reflejas ante lo que les esté pasando
Y eso no es mucho
No dice mucho
A menos que sea un amigo que lo es todo
Aquellos que no quieren que seas otra cosa más que lo que eres
¿Sientes eso? ¿Mi triste emoción?
¿Lo sientes por dentro?
Siempre está aquí, en movimiento receptivo
La Tierra con un río dentro
¿Lo sientes dentro de tu cuerpo?
La Tierra con un río dentro
Mistakes
Mistakes help one see
That you make your own surroundings
Life is a dream
And is made by inwardly seeing what you want it to be
Success has it’s trappings
You judge yourself based on how you think you’re seen
And you may guess how you’re spoken about
And try to fit into a box ‘till you can’t get out or move freely about
Respect who you are inside
Let your heart be your guide
What other think says nothing about you
Just how you relate to what they’re going through
And that’s not much
Does not say much
Unless it’s a friend when it’s everything
Those who don’t want you to be anything but what you are
Do you feel this, my sad emotion
Do you feel it inside 
Forever is here in receptive motion
Earth with a river inside 
Do you feel it inside your body

Earth with a river inside 

JOHN FRUSCIANTE – Outsides [RESEÑA]

Frusciante nos vende paja
El ex guitarrista de los Red Hot Chili Peppers sigue alimentando el gusanillo de la electrónica con un EP instrumental de tres temas con poco sabor
Parece que fue ayer cuando John Frusciante regalaba en su web discos con canciones que tenían carne de primera calidad y ahora llegamos al día en el que nos vende sus experimentos en el salón de su casa por 2.50€.
Como ya se preocupa el guitarrista de explicarnos en su página web, la complejidad de crear los sonidos y seguir los ritmos que forman su último proyecto es inmensa, pero los que ya estamos hartos de ver vídeos de asiáticos tocando la guitarra como auténticas máquinas en Youtube sabemos que lo difícil no tiene por qué ser bello, original ni valioso.
Si aguantas los 10 minutos de loopingde ‘Same‘, te espera el pasaje de los horrores de ‘Breathiac‘, un experimento jazz que te hará depositar todas tus esperanzas en el tercer y último tema, ‘Shelf‘, más vueltas y vueltas de percusión alocada, teclados que se mueven por los graves y guitarras velocistas. Para que no nos quejamos, Frusciante suelta un par de frases en la última recta de la canción, apenas habladas, que lo único que hacen es que queramos más de esa voz de ángel caído que tanto nos ha hecho disfrutar dentro y fuera de los Chili Peppers.

Muy bien Johnny, por dejar tu banda de siempre cuando sentías que era el momento sin importar lo que digan los demás. Magnífica elección haber tomado un nuevo camino por la senda electrónica, esa que siempre quisiste pisar y nunca pudiste con tu anterior banda. Pero vamos a dejar de mirarnos el falo un momento, porque si es cierto eso que dijo Omar Rodríguez-Lopez, guitarrista de la banda Mars Volta, sobre que no te importa un pimiento cuándo y cómo sacar tu trabajo al público, no lo saques o, por lo menos, NO LO VENDAS. 
Tracklist 
1. Same
2. Breathiac
3. Shelf

JOHN FRUSCIANTE – PBX Funicular Intaglio Zone [CRÍTICA]

El sueño experimental
Frusciante flirtea con la electrónica sin perder la esencia de sus melodías en un disco sujeto al drum&bass, el sintetizador y la improvisación consentida.
Con el EP de Letur-Lefr y ahora el LP de PBX Funicular Intaglio Zone llega la hora de evaluar a John Frusciante en su etapa fuera de los Red Hot Chili Peppers. Como explica en profundidad en su web oficial, el objetivo era hacer música electrónica y experimentar con ella como lleva queriendo hacer mucho tiempo. 
Los primeros temas del disco entran como un café solo con un fuerte sabor que a primeras puede incitar a tirar el disco por la ventana. ‘Intro/Sabam‘ calienta sintetizadores y guitarra, con ‘Hear Say‘ el café se hace más oscuro, y la experimentación y cambios repentinos de escala de ‘Bike‘ forman un sabor difícil de tolerar a primeras, pero con un Frusciante ya al máximo fuego de voz, un buen dominio de la edición electrónica y el juego de sonidos.
El disco se empieza a disfrutar de verdad con ‘Ratiug‘, un plato a gusto de todos, con John Frusciante doblando su voz en melodías soul acompañado en todo momento de su guitarra y una percusión electrónica. La escala sube y sube y los agudos de Frusciante brillan como nunca en uno de los mejores temas del LP.
Guitar‘ engaña con el título primero y con el ritmo después. Empieza pausada y dulce para acabar explotando en un jolgorio de drum&bass donde aparece la guitarra para volverse loca en un ritmo improvisado marcado con una batería jazz.
Mistakes‘ es la tragicomedia de toda esta historia. Un torpe encuentro infantil y soñador que ilumina todas las esquinas oscuras de PBX Funicular Intaglio Zone. Otro gran tema a tener en cuenta que muta continuamente en un cambio constante de ritmos, percusión y melodías.
El esqueleto del álbum sigue ganando atractivo con ‘Uprane‘, que enamora desde los primeros arpegios del teclado, los agudos limpios de Frusciante e introduce en una espiral de sonido ascendente protagonizada por sintetizadores, percusión y rematada con la voz rota de Frusciante cerrando el compendio electrónico.
La esquizofrenia de ‘Sam‘ es una experimentación electro-jazz que tras casi dos minutos se convierte en un oscuro relato de terror marcado con una pesada guitarra y un frenético drum&bass. La calma y el final llega con ‘Sum‘, otro bellezón guiado por la voz más dulce de Frusciante y los bellos arpegios en las teclas en conjunto con las guitarras más características del ex-chili pepper.
Letur-Lefr está definido por las colaboraciones de John Frusciante con varios MC y una experimentación más despreocupada, sin embargo PBX… solamente cuenta con un rapero en el tema ‘Ratiug‘ pero respeta el sentido de la canción y se podría decir que es un disco más adaptado a lo que siempre ha sido Frusciante: un creador de melodías, sucias o limpias, con una voz única y un vínculo con la guitarra que no ha querido perder durante sus coqueteos con la electrónica.
Tracklist
1. Intro/Sabam
2. Hear Say
3. Bike
4. Ratiug
5. Guitar
6. Mistakes
7. Uprane
8. Sam
9. Sum

RED HOT CHILI PEPPERS, Palacio de los Deportes de Madrid, 17.12.11 [CRÓNICA]

“Jódete Flea”
Los Chili Peppers cierran en Madrid una gira europea de profunda elaboración musical en la que el mejor bajista del mundo fue el hombre del partido.  
El número de pulsaciones que ejecuta Flea en cada uno de sus conciertos es digno de un estudio científico, pero es que lo de anoche se salió de la vía láctea. Michael Peter Balzary, apodado ‘Flea’, no es un humano, es un dibujo animado.
Junto a la impecable percusión de Chad Smith y el brasileño Mauro Refosco, Flea marcaba el ritmo de una exhibición musical que empezaba con el serpenteante bajo del último single de la banda: ‘Monarchy of Roses’. Ese tempo que marcaron desde un principio consistía en economizar la velocidad de sus temas y colocar isletas de calma para que el setlist no se pasase de frenético y exhausto.
I’m With You es una gira muy bien preparada. Esto se vio en las ‘improvisaciones preparadas’ o podemos llamarlas simplemente ‘jams’ que sirvieron para introducir temas como ‘Can’t Stop’, ‘Universally Speaking’ y ‘Californication’.
La puesta en escena fue espectacular, pasando de un pillo minimalismo en las luces y pantallas al florecer de una ingeniería impresionante de luces, luz y sonido. Esto suele ser parte del ‘show’, pero es que en este concierto merecen un sobresaliente el recurso de vídeos, movimientos de los paneles y la coordinación de sonido y escenario.
Como suele ser habitual, los Red Hot dieron una actuación positiva en la que brillaron especialmente temas como la oda a la imaginación, ‘Charlie’, la energética ‘Look Around’ extraída de su último disco y la exuberante y divertida ‘Me & My Friends’, que fue introducida cómicamente por Anthony Kiedis y Flea como una canción “tranquila para los niños”.
La gran sorpresa en el listado de temas fue ‘Breaking the Girl’, una balada rock de carretera setentera que rescataron del disco que les catapultó al reconocimiento mundial: Blood Sugar Sex Magik. Entre los grandes olvidados se encuentran sus discos de los 80, de los que agarraron la versión de Stevie Wonder convertida en himno ‘Higher Ground’ y la breve y funky ‘F.U.’, extraída del disco de rarezas Out in L.A. que Kiedis dedicó al bajista: “Quiero dedicar esta canción a Flea, es un momento único en el que no quiero que nadie interfiera”, y cuya letra repite ‘fuck you’ unas nueve veces.
Solamente su compañero de batallas puede decirle a su majestad del bajo ‘jódete’ aunque sea de manera irónica. Nosotros podríamos decirle ‘jódeme’ y lo hará con gusto. Flea te vuelve loco como él mismo. Cada pulsación de sus dedos es un chute de adrenalina, de dedicación al rock durante casi treinta años para convertirse en el número uno y encima mantener la humildad. “Es jodidamente asombroso estar en los Red Hot Chili Peppers, es genial estar en algo en lo que realmente crees”, decía al poco de empezar su actuación para finalmente despedirse del palacio de los deportes agradeciendo todo el apoyo que el público madrileño les ha prestado siempre.
Generaciones y generaciones siguen persiguiendo la estrella Red Hot. Personalmente, habiéndoles visto durante siete giras diferentes, es increíble ver como siempre hay un público adolescente seguido de las anteriores generaciones que se engancharon al mejor rock de una banda que crea leyenda, emana carisma y ofrece siempre un gran espectáculo de música sacándose del bolsillo un catálogo tan amplio de temas como heterogéneos que tienen que descartar discos enteros para no sobrecargar sus setlists.
Anthony Kiedis sonreía como nunca a su público y terminó con un sujetador atado al cuello que desde el público lanzaron al nuevo guitarrista Josh Klinghoffer. Éste, el que más tapadito iba pero no el que menos se movía, supo dar la talla aunque no se dejó de echar de menos al mejor guitarrista de las últimas décadas, John Frusiciante, en riffs como el final de ‘Dani California’ o en la electricidad de temas como ‘Give it Away’. 
La orgía musical terminó con un superjam de unos siete minutos tras el cual solamente podían pasar dos cosas: Que a Flea se le cayeran los dedos al suelo y los brazos de Chad salieran despedidos al público o que por consecuencia de la energía cinética cambiara el rumbo del planeta Tierra.
En el adiós, Flea movía sus manos y dedos en señal de despedida y Chad lanzaba baquetas y púas al público. Una noche más nuestro globo terráqueo pareció acelerar su ritmo para encontrarse con la estrella que simboliza la dinámica y superviviente carrera de los Red Hot Chili Peppers.
Sala 3.5. El Palacio de los Deportes es un buen lugar para conciertos, aunque para los temas del concierto que no estaban hechos para el formato ‘estadio’ se notaban algo las cadencias de la acústica.
Público 2.5. La historia ha demostrado finalmente que la droga y el rock no son amigos del alma. Hubo gente que aún no entiende esto. Dejar las drogas y enteraos del maldito concierto.
Teloneros 2.5. FOALS: Grupo ‘indie’ del montón que se conforman con llegar a alguna lista de la NME. 
Setlist
1. Monarchy of Roses

2. Can’t Stop
3. Charlie
4. Scar Tissue
5. Look Around
6. Throw Away Your Television
7. Universally Speaking
8. Me & My Friends
9. Breaking The Girl
10. The Adventures of Rain Dance Maggie
11. F.U.
12. Higher Ground
13. Under the Bridge
14. Factory of Faith
15. Californication
16. By the Way
—–
17. Chad & Mauro Jam
18. Dani California
19. Meet Me at the Corner
20. Give It Away
21. Final Jam

John Frusciante – I Can’t See Until I See Your Eyes [Traducida]

Para su segundo disco en solitario, Smile From the Streets You Hold (1997), John Frusciante había tomado la decisión de convertirse en un adicto a las drogas y centrarse en la pintura para dejar la música en un segundo plano. Aún así, en la casa en la que Johnny Depp grabaría un documental sobre Frusciante, el ex guitarra de los Red Hot llevaba consigo un cuatro pistas para grabar las canciones que formarían su segundo intento en solitario.

Aunque pintar era su pasión entonces, el propio Frusicante admite que su verdadero ser estaba en las canciones de este disco, pero él no quería aceptarlo entonces. Psicótico y paranoico, vivía en una permanente lucha contra los demonios y fantasmas de su interior. Esta canción admite esa necesidad de ese alguien que le salve. Ese alguien fue finalmente Perry Farrel, cantante de Jane’s Adiction y principal apoyo, comprensión e inspiración para un guitarrista histórico que pudo terminar sus días en una casa tan infernal que acabaría literalmente en llamas.

http://www.goear.com/files/external.swf?file=18e650e

No Puedo Ver Hasta que Vea Tus Ojos
Ven como eres
Toma un poco de vino y café
Ven como eres
Ten un arma
Respóndeme, mi nena
Ven a bailar conmigo
He estado mirándote
Y ahora te necesito
Ven, toma un poco de vino
Me hace querer
Querer matarme al fin
Ven, toma un poco de vino
Como una cura
Hay una razón
Vamos, eres la única
Que sólo miente
No puedo ver hasta que vea tus ojos
En tus ojos
Vamos nena, vamos nena
Te necesito o no necesito nada
Oh sí
Te necesito.

I Can’t See Until I See Your Eyes
Come as you are
Have some wine and coffee
Come as you are
Have a gun
Answer me my baby

Come dance with me
I’ve been watching you
And now I need you
Come have some wine
Makes me want
Wanna kill myself at all

Come have some wine
As a cure
There’s a reason
Come, you’re the one
Who only lies
I can’t see until I see your eyes
In your eyes

Come on baby, come on baby
I need you or I need nothing
Oh yeah
I need you.
Enlaces de interés: