JAMES WALSH – Turning Point [RESEÑA]

Nanas de sofá 
James Walsh saca él solito lo que podría ser la secuela del último disco de Starsailor con un trabajo que sirve de anestesia para la morriña del sonido de lo que fue su banda.  
En el año 2000 nació una banda entre los pasillos de una universidad inglesa que adoptaría el nombre de Starsailor en honor al legendario cantautor Tim Buckley. Su estilo genuino y un notable directo les hizo dar la vuelta al mundo volviendo a casa siempre con buenos halagos. Pero tras editar All The Plans, el cuarto y último trabajo, su líder James Walsh decidió potenciar su carrera en solitario y poner a la banda en suspenso. 
Live At The Top Of The World EPLullaby y Time Is Nigh EP fueron los tres productos que surgieron de su carrera en solitario mientras le podíamos ver subiéndose a los escenarios con Mel C, antigua spice girl. Salvo algunos experimentos de gran valor, Walsh seguía la estela del sonido que recordamos de Starsailor pero es su nuevo trabajo el que parece continuar la carrera de su antigua banda de una manera más evidente. 
Y es que Turning Point es una especie de versión extendida de la cara más sosegada del All The Plans de Starsailor. Walsh retoma su carácter pausado, acústico, maduro y cálido en un LP para escuchar en el refugio de una tormenta
El LP salió a la luz gracias a una campaña de crowdfunding a través de la web de Pledgemusic en la que se ofrecía a los usuarios diferentes servicios como poder acudir a la grabación del disco, conseguir la guitarra de James Walsh o una actuación privada del artista, según el dinero que invirtieran en el proyecto. El inglés alcanzó el presupuesto con creces y Turning Point empezó a asomar la cabeza a través de los vídeos que el artista subía tocando sus nuevas canciones en un parque o en su casa. 
Este LP ha nacido del interior de una solitaria guitarra acústica. Todos sus temas parecen haber sido concebidos entre las maderas del instrumento sin cables. Desde la homónima ‘Turning Point‘ hasta la coral ‘Better Luck Next Time‘. Pero en solitario no significa estar solo. Walsh cuenta con hasta cinco músicos en temas como ‘Better Part Of Me‘ o la eléctrica ‘If I Had The Words‘. No faltan a la cita los elementos que le daban personalidad a Starsailor como el piano en temas como la dulzona ‘Empire‘ y la dramática ‘Isabel‘; el bajo rítmico y el órgano de ‘That Man‘; y los arpegios con acústica en ‘Fading Grace‘ y ‘Broken You‘. Incluso Walsh se acompaña de Suzanne Vega, voz emblemática la década de los 80, para colaborar juntos en la balada ‘Firing Line‘. Sin embargo, ‘We Could Try‘ es el tema que más ha promocionado el artista, un single que sigue el patrón de las baladas de U2 y que se hace tan predecible como pegadiza
James Walsh empezó su carrera en solitario marcando territorio pero poco a poco se ha dejado acunar por los brazos de la banda que le vio crecer y ha sucumbido a la composición de nanas para sofá. Turning Point es un buen trabajo, pero es una estrella fugaz al lado del cometa que era Starsailor, la banda que mejor ha sabido sobrevivir al brit-pop de Inglaterra. 
Tracklist
1.   Turning Point
2.   Better Part Of Me
3.   Empire
4.   That Man
5.   Firing Line
6.   Broken You
7.   We Could Try
8.   Fading Grace
9.   If I Had The Words
10. Isabel 
11. Better Luck Next Time 

CHRYSTA BELL, Sala Charada, 27.03.14 [CRÓNICA]


Vivir en una peli de David Lynch
Con Chrysta Bell, el rostro femenino del universo Lynch, la música del director por fin se sube a un escenario en nuestro país para meternos dentro de una de sus películas.  

La voz de David Lynch sonaba por los altavoces cuando Bell tomaba la escena cuan femme fatale mientras el techo de luz de la sala Charada teñía de rojo las caras de los asistentes. “¿Habéis escuchado mi disco?”, preguntaba ella a la hora de presentarse, seguido de una tímida respuesta de algunos que ya fueron con los deberes hechos. La atmósfera ya estaba lograda y la conexión con el público establecida. Ya estaban todos metidos en la película.

Sensual, la artista de Tejas regalaba en cada canción un sutil estriptis. Primero el pañuelo y luego la chupa de cuero, para finalmente soltarse el pelo con ‘Do You Love Me?’. Caminó hacia el final de la película con ‘All The Things’, una de sus favoritas que ha escrito con David Lynch y la que mejor refleja ese romanticismo que recuerda a algunas de las escenas más memorables de Twin Peaks y la filmografía del estadounidense. 

La obra de teatro particular de Chrysta Bell desapareció tras el escenario para volver con un tema más antes de cerrar la noche. Su cuerpo, su voz y su alma se volverían a contonear una vez más antes de perderse en la oscuridad de los créditos finales. Su mirada pícara pero a la vez nostálgica se posaría un instante más en un público que se preguntaba para sus adentros “¿me está mirando a mí?” y respondía con una sonrisa de agradecimiento y placer.

Para ese último pase, Chrysta Bell decidió llevar a los presentes hasta un oscuro bar de Tejas con ‘Sycamore Trees’, la cara más terrorífica, peligrosa y siniestra del universo Lynch. Las campanas resonaban por los altavoces de la sala para hundir el escenario en la noche más oscura.

Así se fue ella, invitando a los que acudieron hasta allí a comprar su disco firmado justo después de cantar la última línea de la noche: “ojalá esta noche no terminase nunca” de la canción ‘Swing With Me’. Pero toda bobina tiene un final y los asistentes fueron despejando la pista tras haber sido los figurantes de esta nueva película de Lynch

Set list
1. Real Love
2. Friday Night Fly
3. Moonbeams
4. Angel Star
5. This Train
6. Slow
7. Dreams
8. Do You Love Me?
9. All The Things
10. Bird Of Flames
11. Down By Babylon
—————————-
12. Sycamore Trees
13. Swing With Me


JOAN AS POLICE WOMAN – The Classic [RESEÑA]

La mujer de las pistolas de oro
Joan Wasser llega a su quinto LP iluminada y bañada en oro. Sus armas están cargadas de pop, soul, reggae, psicodelia, gospel, sensualidad y hasta se atreve con una canción a capela. Saboréalo.
Estás harto de las voces femeninas que te encuentras en el mercado. Unas son demasiado ñoñas y blandengues, otras son unas vacaburras que se conforman con un griteo como el de Adele. Así que cuando te topas con una bisutería como la de Joan Wasser te acabas casando con su voz, su música y su tirón sobre el escenario. 
¿No sabes de lo te hablo? Pon a girar The Classic y primero te preguntarás cómo una canción como ‘Witness‘ no encabeza una película de James Bond; luego te llenarás de gloria con el chute de luz que proyecta ‘Holy City‘ y finalmente acabarás relajado con el reggae cremoso de ‘Ask Me‘ al final del LP.
Por el camino tu oído irá parando en estaciones como la capela de ‘The Classic‘, la sensual y delicada ‘Get Direct‘, la polisónica ‘What Would You Do‘ y el soul pausado de ‘Stay‘. ‘Good Together‘ hará que te levantes de tu asiento ante las turbulencias que genera ese estribillo cuando Joan cruza voces con un coro para cantar “I don’t want to be nostalgic” para luego terminar quemando la canción en una hoguera de rock experimental y psicodélico.
El sucesor de The Deep Field enseña los galones de la artista neoyorquina, formados por el obsesivo pulido de sus canciones; una voz personal, carismática y múltiple; una garra de corazón sensible y las ganas de disfrutar haciendo música. Vuelve a alejarse de sus inicios más melancólicos y se baña en oro para brillar como la bisutería cara durante los 10 temas que forman el disco.
Tracklist
1. Witness
2. Holy City
3. The Classic
4. Good Together
5. Get Direct
6. What Would You Do
7. New Year’s Day
8. Shame
9. Stay
10. Ask Me

MAXÏMO PARK – Too Much Information [RESEÑA]

El parque de las caretas
La banda de Paul Smith firma el LP con menos agujetas de su carrera con una lista de canciones heterogénea en la que exploran nuevos sonidos.
La mayoría de los grupos de música empiezan siendo un sonido y acaban queriendo ser otro. Esto se agudiza cuando el grupo lo forman cinco componentes. Cinco cabezas pensantes que se pueden desviar del sonido que creó la banda en un principio. Entonces hay dos maneras de buscar salida a esa frustración: montar un proyecto paralelo o en solitario, o parlamentar con la banda para plasmar ese nuevo estilo que les ronda la cabeza.
Así llegan Maxïmo Park a Too Much Information, con el hambre de explorar nuevos horizontes. Que el primer track no te engañe, este nuevo disco está plagado de tonos que no habías visto antes en esta banda. ‘Brain Cells‘ es una prueba de ello. Producida con ayuda de Dave Okumu, miembro de una banda electrónica y experimental, este tema explora las sombras de Maxïmo Park y saca su cara más oscura al igual que ‘Leave This Island‘ sigue esa línea tecno-pop de una manera más elegante y sofisticada.
Para los amantes de su segundo disco, ‘Lydia, The Ink Will Never Dry‘ tiene ese saborcillo nostálgico y romántico que combina la guitarra de Duncan Lloyd y la emocionante voz de Paul Smith. Lejos de las sombras y la nostalgia está ‘My Bloody Mind‘, una dosis de energía que dista mucho de las más agresivas de Maxïmo Park.
Siguiendo la nueva línea aparece ‘Is It True?‘, tecno-pop ochentero del bueno ejecutado a la perfección que no defrauda. Pero la que más te emocione será ‘Drinking Martinis‘, la favorita del cantante. Este romántico tema navega por los recuerdos y te habla sobre la dificultad de afrontar cambios y errores. Una delicia.
I Recognise The Light‘ pone tan a prueba a la banda que sonaría mejor sin la carismática voz de Smith. Si escuchas con atención, oirás de fondo cómo gimen algunos miembros durante este tour de force. Más tranquila es ‘Midnight On The Hill‘, canción que inspira el título del disco y que retoma la sencillez a la que a veces recurre la banda.
Lo más parecido a la velocidad que nos tiene acostumbrados Maxïmo Park es ‘Her Name Was Audre‘, un tema que hace eco de su etiqueta de grupo post-punk revival. Pero olvídate de la furia de hits como Apply Some Pressure, Our Velocity o Going Missing. Este álbum es tranquilito, hasta se permiten una balada sesentera con ‘Where We’re Going‘ para cerrar el álbum.
Toda banda se merece una píldora que refresque su sonido, que tape las juntas, limpie el depósito y renueve el setlist. Maxïmo Park se permite la experimentación con su quinto disco y convierte a Too Much Information en una galería de pruebas en la que probarse diferentes caretas y explorar nuevos sonidos.

Este viernes actúan en la sala Razzmatazz de Barcelona para presentar su nuevo trabajo. 

Tracklist
1. Give, Get, Take
2. Brain Cells
3. Leave This Island
4. Lydia, The Ink Will Never Dry
5. My Bloody Mind
6. Is It True?
7. Drinking Martinis
8. I Recognise The Light
9. Midnight On The Hill
10. Her Name Was Audre
11. Where We’re Going