Magic Neighbor [Lisa Germano]

Hecho por la noche para soñar por el día

Durante el día lleva una tienda de libros, durante la noche escribe canciones que penetran profundamente en los sueños para sacar toda la esencia de la realidad. Lisa Germano nos trae su nuevo trabajo, una modesta gran obra maestra muy a tener en cuenta. Voz, piano, violín, guitarra y mucha experiencia musical y vital. Este disco lo tiene todo para cautivar y reconfortar.

El nuevo sueño de Lisa Germano empieza con un gancho a su anterior álbum. Marypan abre este Magic Neighbor con una de las melodías más acogedoras del In The Maybe World. Y es que a la artísta, a pesar de que le pine una temática diferente a cada disco, siempre los mantiene conectados no solamente con su estilo inconfundible sino permitiéndose el lujo de meter alguna de las melodías pegadizas de sus anteriores trabajos.

La música de Germano vive del mundo de los sueños, de la bella etapa infantil, de la naturaleza, de la magia de un oxidado parque de atracciones, y la vida en esencia con sus perrerías y gustazos. Igualmente te habla sobre un “beautiful day” en la acústica y algo grunge Simple, que pone a bailar el piano en la instrumental Kitty Train con júbilo y pacifismo.

A Lisa le encanta también contar historias en un tono literario como en The Prince of Plati, más belleza para tus oídos. Y es que esta mujer lleva la regencia de una librería en Los Ángeles para luego llegar a su casa y ponerse a grabar canciones con todo el sentimiento que ha ido moldeando a lo largo de un día rodeada de libros. Esto es lo que ve, como lo ve, y como lo siente.

Violín, piano, guitarra… no se podría decir a cual toca con más cariño y delicadeza. Y su voz: Los profesores de canto recomiendan poner mucho oxígeno a la hora de cantar los versos, no al inspirar simplemente sino al realizar el sonido, de manera que queda más sentimental. Pues Germano sabe como hacerlo, y un ejemplo de ello es la juguetona A Million Times.

La canción que da nombre al disco, Magic Neighbor, dice tanto con un piano y te transporta tan lejos que te das cuenta de donde está la diferencia en un músico curtido como Germano y uno que no ha aprendido nada de música/experiencias y se queda en lo insulso. Es como un cuento mágico medieval, sobre esa persona misteriosa y diferente que vive justo en la puerta de al lado. Una de las mejores, Germano total.

Suli-mon es de esas en las que ella juega con el piano, una comedia-sátira escrita e interpretada con tanta belleza que termina cayendo muy simpática. Todo sumado a su voz de fondo alejada mientras los violines la acompañan, parece un viaje por encima de las montañas que están dibujadas en la contraportada de Magic Neighbor.

Snow es pura como la nieve. Tan bella que hace palpitar a un corazón aislado bajo una capa de hielo. I love, i love, i love, i love how you see things”. Todo preciosismo. Luego Germano te acuna hasta dormirte en un sueño profundo con Painting the Doors, un sueño extraño y encantador de esos de los que no hay prisa en despertarse.

Cocoon es el estallido de belleza y libertad de una mariposa saliendo de su capuyo. El tempo del piano, la voz de Lisa, la mandolina, los violines y otros instrumentos acompañando este momento. Hasta que se termina un disco maravilloso que no cansa escuchar de seguido una decena de veces.


No sé cómo irá el negocio literario, pero esta mujer hace unos discos que no hay cosa igual. Ahora falta cruzar los dedos para que vuelva a actuar en España como lo hiciera hace unos 3 años.


No more stories… [Mew]

Remedio nórdico otoñal



No More Stories / Are Told Today / I’m Sorry / They Washed Away / No More Stories / The World Is Grey / I’m Tired / Let’s Wash Away…Es un título largo, pero, ¿acaso no lo dice todo del nuevo disco de los daneses Mew? Ve a por una manta, siéntate, y averígualo.



El los países nórdicos, cuando entra el otoño, las hojas de los árboles pueden llegar a coger un rojo pasión cuando hace mucho frío, en temperaturas bajo cero normalmente. Este efecto natural crea una bonita gama de colores junto con los amarillos y naranjas que se forman en los sombreros de los árboles. El bosque llega a ser el protagonista del otoño, y lo recuerda haciendo bailar sus hojas por cada pueblo y ciudad.



Pues eso es el nuevo disco de los daneses Mew, una metáfora otoñal exquisitamente producida, un dulce sueño nórdico, la melancolía más placentera.



Tras introducir con New Terrain, donde todo parece extraño como el final del verano, en la que hasta la voz parece sonar al revés, el disco cae en una superficie de hierba mojada con Introducing Palace Players, un auténtico recital de todo: Música, voz, producción, sensibilidad, calma, levitación, ritmo. Tras la dulzura de Beach, Repeaterbeater viene con toda la agresividad y al mismo tiempo la amistad de esa naturaleza musical que Mew lleva demostrando durante sus últimos tres discos.



La corteza de ‘No more Stories…’ se va enfriando pero el interior sigue calido y tierno. Es la gota fría otoñal que no pasa del cristal por el que observamos la estación que entierra el verano. Silas, the Magic CarCartoons and Macramé Wounds es simplemente exuberante, un cuento de hadas moderno invernal.



La letra de Hawaii Dream es en efecto el título del álbum. Una pacífica, relajante pieza de voz, piano y guitarra que sirve de introducción para la percusora Hawaii, que es como mezclar Strawberry Swing de Coldplay con y la percusión del Viva la Vida con música hawaiana. Una auténtica maravilla que finaliza en una espiral ascendente con la aguda voz de Jonas, que logra aportar un mayor encanto a la canción cuando pronuncia los versos: ‘The weather is like you, third time’s the charm, like a dog it’s breathing’.



Con su música y coloristas alfombras ocupando el suelo, los seis chicos de Mew mantienen el calor en su estudio con Vaccine y pasan a Tricks of the Trade, una creación puramente informática, de esas que se pueden crear en un espacio de tres metros cuadrados, un teclado, micro y ordenador pero que consigue unos resultados envidiables a pesar de la era electrónica en la que todo músico parece querer experimentar algo nuevo.



Sometimos Life Isn’t Easy es la sorpresa más agradable que da Mew en su último álbum. Con un poco del minimalismo de su álbum debut A Triumth For A Man y de la grandeza de su anterior álbum And The Glass Hended Kites, los daneses dan un final justo a su quinto álbum. No solo son seis músicos llegando a lo más alto y dejando claro por qué son una de las más ambiciosas, sensibles, expertas y orginales bandas del momento, es la manera en la que la canción va transformándose tras cada párrafo, la percusión, el piano, las guitarras, el coro infantil, la voz ya inconfundible de Jonas… sublime y divertida.



Pero el otoño no deja de ser otoño para Mew. El disco muere en Reprise, la estela de melancolía que han ido dejando las anteriores canciones recae aquí. Son los créditos de un álbum absolutamente recomendable y para tener en cuenta a la hora de huir de frío que se nos viene encima.

http://c.brightcove.com/services/viewer/federated_f9/10172910001?isVid=1&publisherID=59121

Coldplay, Estadi Olímpic de Barcelona 04.09.09

Una despedida agridulce

Coldplay se despide de España en un concierto marcado por los fallos de sonido, pero en el que el ‘Viva la vida’ acabo siendo el protagonista. 65.000 personas ante la mejor puesta de escena hasta la fecha en todas sus giras. Chris Martin fue puro espectáculo como siempre, salvando a la noche de un grave desastre.

No para de comentarse por la red los fallos de sonido que afectaron al concierto sobre todo al principio. Fue horribe, eran parones absolutos de sonido de unos 5 segundos, suficientes para romper el éxtasis de las decenas de miles de personas allí presentes. Pero no todo terminó ahí, porque por lo que tengo entendido, el ala izquierda del escenario fue la más afectada porque se fastidió uno de los set de altavoces. Yo tuve suerte, esta vez me puse en el lado del suficiente guitarrista Jhonny Buckland (que cumple años este viernes 11).

Mientras Coldplay se decidía a salir, en los altavoces sonaban canciones de U2 o Jay Z, y es que Chris Martin no es Chris Martin sino queda bien con sus colegas del gremio musical. El setlist era prácticamente calcado al último concierto de Madrid que ya comenté por aquí. Las principales sorpresas fueron Glass of Water y una versión de la Billie Jean como homenaje al difunto rey del pop. La primera por ser perfecta para tocarla en un estadio y por su puesta en escena (una pantalla digital inmensa en forma de medialuna que ocupaba todo el fondo del escenario mostraba un viaje virtual por el espacio sideral). La segunda por el bello tributo y sobre todo porque es una versión original y divertida, que tocaron durante la parte acústica del concierto, en la que los 4 miembros de la banda se apreta en un metro cuadrado mientras sus pies están rodeados del público de la pista.

El subidón llegó, una vez más, pasada la primera mitad del concierto, cuando no paraban de caer temas como Fix You o Viva la Vida que conducían una vez más a una despedida melancólica pero sublime con Death and All His Friends. Su último álbum Viva la Vida or Death and All His Friends no solo ha convertido a la banda en la mejor del 2008 sino que la ha renovado por completo. Las canciones que colplan este LP son el alma absoluta de su última gira, y muestra de ello es que canciones como Yellow (que la tocaron bastante acelerada) y The Scientist (algo falta de sentimiento, desapercibida) quedasen en un tercer plano cuando han llegado a ser las maestras de ceremonia.

Chris Martin volvió a ser el gran showman. Bailo como loco, cantó fenomenal, y se tumbaba en el suelo mientras el público ensordecedor coreaba loes ‘Oohhh, oohh, oooh’ de Viva la vida que todos esperaban con una mezcla de ansiedad, tensión y pasión. Uno de los puntos de la noche es cuando organizó a todo el estadio para hacer olas con los móviles, algo visualmente impresionante.

Al llegar a los segundos y últimos bises, Martin se disculpó por los problemas de sonido que habían querido ser los protagonistas de la noche, y aprovechó para recordar que a la salida lanzarán su último CD gratuito Lef Right Left Right, que recoge 9 canciones en directo compiladas durante su gira de Viva la vida.

We won’t see you in a while…goodbye”. Así sera. Coldplay se esfuma, seguramente durante varios años. Quizás caiga algún DVD en directo mientras tanto, rumores sobre la grabación de un nuevo album…pero nada oficial hasta que pasado un tiempo volvamos a oir algo de una banda que ha conseguido con corazón conectar a la gente mediante su música como nadie, superar a U2 sin quererlo, y lograr que mucha gente que ni se interesaba por la música se vea sorprendida por este gran poder sonoro y olímpico.

Sala 2.5 Las acusticas de este tipo de estadios no suelen ser su fuerte…y si a eso le sumas los problemas de sonido queda en muy mal lugar. El lugar era impresionante y dentro de lo masiva que fue la asistencia, las salidas no tenían un muy complicado acceso, aunque para llegar del estadio a Barcelona fue como una autentica procesión de Semana Santa. Se agracedía que fuera a techo abierto.

Público 4 Una vez más, el público de Coldplay se limitó a disfrutar de la música del grupo al que venían a ver. Hubo pitos por los fallos de sonido y por las versiones techno que Coldplay hizo de canciones como Talk.

Teloneros 3 Flaming lips y Sunday Drivers fueron los encargados de abrir la noche. Espectacular y divertida la puesta en escena de Flaming Lips pero musicalmente bochornoso y aburrido, mucho mejores en ese sentido los españoles Sunday Drivers, aunque no dejan de ser un popurri (bien tocado) de las bandas encanta-nenas de los finales de los 60.


Setlist

Life in Technicolor

Clocks

In my Place

Yellow

Glass of water

Cemeteries of London

42

Fix You

Strawberry swing

God put a smile upon your face+talk [techno version]

The hardest part+postcards of a paiting (Piano version)

Viva la vida

Green eyes+Death Will Never Conquer+Billie Jean (acoustic version)

——

Viva la vida remix

Politik + Gnossienne No. 1

Lovers in Japan

Death and all his friends



——


The Scientist

Life in technicolor II

Watchmen (2009)

Los superhéroes de ahora



Cinco héroes. Uno muere. Los demás buscan respuestas y temen un complot. El film se pasa ahondando en sus protagonistas y se pierde el gancho del argumento hasta rozar el aburrimiento. Espectacular para el ojo y el oído, pero al salir del cine y se pierde esa sensación de querer saber más sobre ellos, los Watchmen, “héroes resacosos” de una sociedad desfasada.



El concepto de súper-hombre ha cambiado. Ese ser con poderes o sin ellos que decide salvar a la humanidad por diferentes causas personales ha ido mutando con el paso de los años en el cómic, y esto cada vez se refleja más en el cine. Antes todo eran películas de acción, ahora el drama, la comedia, el romanticismo, la política, sociedad…etc entran en el jugo de una adaptación de cómic, y Watchmen es un ejemplo.



Se trata de la historia de un grupo de superhéroes retirados, diferentes entre sí, y con pasados turbios y complicados. Este es el carácter que quiere llevar el film como sello de identidad, el humanizar al súper héroe, hacerlo débil, tirarlo contra la pared y enseñar al espectador como sangra de la misma manera que una persona normal. Desde que el tebeo pasó a ser cómic inteligente adulto ya no valen solo buenos efectos especiales y unas escenas demoledoras, ahora toca conmover y hacer llegar un mensaje.



Watchmen son cinco caras: Rorschach, Búho Nocturno II, Espectro de Seda II, el Doctor Manhattan, Ozimandias y El Comediante; son la segunda generación de un enclave de personas que decidieron hacer justicia con sus propias manos. Cinco personajes que viven en un mundo reinventado y rodeado de hechos como: ‘¿Y si hubiera sido Nixon reelegido?’ o ‘¿Y si Estados Unidos hubiera ganado la guerra de Vietnam?’. Ellos son los protagonistas de una historia cargada de ironía, mensaje y carácter. Uno de estos cinco aparece muerto al principio del film, lo que lleva a la tensión, las dudas, los miedos, y a las pasiones a unos extremos que hacen que el pasado recobre su fuerza amenazadora y el presente se torne aún más gris.



Por si no queda claro que hablamos de la adaptación a la gran pantalla de un “tebeo maduro”, la cantidad de escenas con violencia explicita y sexo (demasiadas nalgas desnudas gratuitas) así lo confirman. Los personajes de Rorschach y el Dr. Manhattan cuentan con unas personalidades bien fraguadas, pulidas y complejas. Son ese tipo de personajes con una gran gama de colores dentro de perfil personal, que termina plasmándose en sus actitudes, frases y comportamientos.



Aunque, es justo esa personalidad de los protagonistas la que empapa toda la película, la cual intenta hacer un profundo psicoanálisis de los Watchmen. Esto culmina en una sesión de aburrimiento, que es cuando se hacen largas las más de dos horas y media de película. Al final el gancho de la trama se queda corto y casi nos da tiempo a olvidarnos de encontrar al asesino y los entresijos de la conspiración que inquieta a los protagonistas.



Al final sales del cine sin esa sensación de ansiedad y deseo de saber más sobre esos héroes que han hecho que tus ojos y tu mente brillen por toda la sala en algunos instantes. No, solo Rorschach o el Dr. Manhattan deja una sensación de vínculo entre espectador y héroe. Aún así, se desvanece en segundos ese deseo de ir a devorar las páginas de cómic en las que aparecen estos personajes, de saber más de ellos, de incluso pensar en ellos.


Además, tristemente, vuelve el clásico de la integrante femenina del grupo que lo único que tiene de relevante es su atractivo y que se enrolla con los protagonistas, un enorme paso hacia atrás en lo que a personajes femeninos de cómic en la gran pantalla se refiere. Estos son los Watchmen, que vienen de una de las novelas gráficas más aclamadas y que nos trae, según decía el trailer, “el visionario director de 300”, Zack Snyder.

Pj Harvey sí viene a España



A pesar de que nuestro país no entraba en los planes de la británica para su tour europeo, Pj Harvey ha hecho un hueco en su agenda para presentar su nuevo disco junto a John Parish. La cita será en el Festival Estrella Levante SOS 4.8 , en Murcia, que se celebrará los días 1 y 2 de mayo.



Harvey y Parish tocarán el primer día de este festival, y presentarán así su nuevo álbum A Woman A Man Walked By, que saldrá a la venta el 30 de marzo. El abono de dos días cuesta 34,99 €, y la entrada de un día cuesta 24,99€. Al evento acudirán también: Babyshambles, Keane, The Matthew Herbert Big Band, The Prodigy y Underworld.


Escucha una preview del nuevo single de Pj Harvey y John Parish, Black Hearted Love o descargate el tema.

Más info

MTV Winter 2009



Cuando el lujo se hace gratuito



Franz Ferdinand, Starsailor, Mando Diao y Polock formaron una hermosa postal musical en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. Con este evento de un día, una vez más la Comunidad Valenciana vuelve a ser el referente en cuanto a festivales internacionales de música independiente.



A las 18:30 el público llegaba a ocupar alrededor de las primeras 20 filas del centro de la pista. Algunos sentados, otros de pié, y algunos con su cerveza de un lado para otro esperaban ansiosos la llegada de cada uno de los grupos que venían a ver. Según los vítores que lanzaban mientras los artistas que iban a actuar se nombraban por las pantallas a los laterales del escenario, se podía deducir que la gran mayoría fue a arropar a los cabezas de cartel, Franz Ferdinand, seguidos de los que perseguían a los Mando Diao, Starsailor y, por último, Polock.



Con el producto nacional, Polock, empezó el espectáculo. Se mostraron serenos ante una oportunidad única, que era tocar en su ciudad ante un público exigente que mayoritariamente no venían a verlos a ellos. Polock es un grupo que técnicamente es correcto pero les falta una seña de identidad, lo que les deja como meras versiones ibéricas de los Strokes pero aún más ‘brit’ que los millonarios neoyorquinos.


Starsailor trajo la calma, para aquel publico que buscaba un concierto de butaca, de estar tranquilo y de no saltar o apretarse mucho con el público. En un concierto tan masivo, el público joven que apenas conoce el trabajo de esta banda, que querían reservar fuerzas para el final y no castigar mucho unas piernas que llevan toda la tarde de pié, fue algo poco más que aburrido. Pero los ingleses dieron una actuación agradable, aunque no de total entrega, que sirvió para presentar algunos temas de su nuevo álbum All The Plans. Se despidieron con un marchoso Four To The Floor que calentó motores, y con Good Souls, un clásico ya para estos supervivientes del brit-pop, que dejó una clara definición de la melódica y sentimental voz de James Walsh.



Los guaperas suecos de Mando Diao dieron tralla en la noche hinchándo las venas de sus nórdicos cuellos. Aunque fueron entretenidos, no llegaron mucho más lejos de su carácter pretencioso de Beatles contemporáneos, quedándose en otros Oasis más del panorama chulesco musical, pero algo más motivados con lo que hacen que los británicos.



Tras un descanso promocional durante el cual MTV bombardeaba al público por medio de sus pantallas con anuncios, trailers y promociones que repetían tras cada actuación, llegó el rey de la fiesta: Franz Ferdinand. Las decenas de miles de asistentes rodearon literalmente la moderna y pintoresca Ciudad de las Artes y las Ciencias. Arte, demostraron tener mucho los escoceses, porque estos muchachos que formaron su banda en Glasgow demuestran tener mucho estilo en lo que hacen, y lo que es aún más atractivo, trajeron a Valencia un espectáculo sin pretensión, como si se tratasen de unos niños ilusionados, tímidos y felices que quieren mantener ese feedback de amor con sus seguidores a pie de pista. Fueron absolutamente la cúspide de diversión en el festival, con una calidad técnica escrupulosa que se llevaba muy bien con la improvisación. En este sentido, merecen una mención aparte el solo de batería apoyado por todos los miembros del grupo y la ‘conversación entre guitarras’ entre Alex Chapranos y Nick Mcarthy durante la actuación de This Fire.



Todo sonaba enorme, amplificado, limpio, rítmico. En definitiva, espectáculo, diversión y simpatía, mucho más digestivo en directo. Tras dos bises, de dos canciones cada uno, se despidieron con reverencias hacia el público. Volverán muy pronto por España durante su gira Europea a Bilbao el 2 de abril y Madrid y Granada los días siguientes, aparte de su visita por el FIB en verano. MTV España emitirá el MTV Winter 2009 el día 13 de marzo.



IMAGEN: De Izquierda a derecha y de arriba a abajo: Starsailor, Polock, Mando Diao y Franz Ferdinand.