MUSE – Drones [RESEÑA]

P { margin-bottom: 0.21cm; }

En casa de herrero sin cuchillos de palo
Matt Bellamy, Chris Wolstenholme y Dom Howard cargan su nuevo disco con explosivos de tralla metálica pero sin lobotomizar el sonido que habían diseñado en sus últimos trabajos. 
★ ★ ★ ★ ☆
Si no has oído ningún avance del séptimo LP de Muse, te sorprenderá que el primer tema del disco parezca más una canción escrita para Sia que para un disco con el que la banda tenía la intención de sonar como un grupo de guitarra, bajo y batería. No tarda demasiado en llegar ‘Psycho‘ para sacudirnos el susto del cuerpo con una de las propuestas más interesantes de Drones. La antología Muse continúa con ‘Mercy‘, cuya melodía minimalista al piano recuerda a Starlight, pero cuando el trío sorprende de la forma más grata en esta primera media docena de canciones es con ‘Reapers‘. Rápido, intenso, de guitarras pesadas, estribillo pseudo-funky y con un final apoteósico que recuerda a sus mejores noches sobre el escenario, este tema es una de las bombas más peligrosas con las que el trío británico aborda su discografía.
The Handler‘ mantiene esa distorsión que planta Psycho en el comienzo del LP pero comienza a conducirnos hacia una senda más melódica antes de meternos un discurso de JFK como introducción de ‘Defector‘, cuyo riff de guitarra nos recuerda que Matt Bellamy puede superar con su guitarra la belleza que llega a ofrecer una orquesta de violines. Como álbum conceptual, Drones nos cuenta la transición de un individuo que pasa a convertirse en una máquina de matar en una sociedad en la que las personas son manipuladas como robots teledirigidos. Sin embargo, el tema distópico nos da un respiro con ‘Revolt‘, el tema más positivo y motivador que se ha soltado Muse desde Feeling Good, pero por desgracia se pasan de frenada y acabamos en un balada demasiado obvia titulada ‘Aftermath‘ con la que parece que quieren que el público se saque el mechero (o la pantalla del móvil) en sus conciertos.
Pero no sufráis porque, cuando se lo propone, el trío capitaneado por Matthew Bellamy no decepciona. Si has tenido el placer de jugar a la saga Metal Gear Solid, estarás de acuerdo conmigo en que ‘The Globalist‘ es una canción perfecta para la banda sonora del videojuego estrella de Hideo Kojima. Un trágico western que respira el mismo aire del desierto que Knights of Cydonia y que recuerda a los versos de Natural Selection y a la estructura de Citizen Erased mientras nos cuenta la historia de un dictador que a base de ataques nucleares se acaba quedando solo en el mundo, “no quedan países por los que luchar ni conquistar, creo que los he destruido todos”. Una obra maestra absoluta tras la cual solamente nos queda ‘Drones‘, un experimento del señor Bellamy donde se atreve con unos cantos gregorianos para descansar toda la ceniza que ha dejado un disco cargado de una pirotecnia que hará retumbar a todo el planeta durante su gira mundial. 
P { margin-bottom: 0.21cm; }
Tracklist_
1. Dead Inside
2. [Drill Sergeant]
3. Psycho
4. Mercy
5. Reapers
6. The Handler
7. [JFK]
8. Defector
9. Revolt
10. Aftermath
11. The Globalist
12. Drones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s