TIM WHEELER – Lost Domain [RESEÑA]

Honesto tributo a un padre
El líder de la banda Ash opta por un disco terapéutico y solidario de una factura preciosista para su debut como solista en el que homenajea a su difunto padre y relata los momentos más duros de su enfermedad sin regocijarse en la tragedia.
Resulta escalofriante observar como los músicos que adoras desde tu adolescencia se van haciendo mayores y perdiendo a sus seres queridos. Tim Wheeler perdió a su padre hace tres años tras una larga etapa de demencia causada por la enfermedad de Alzheimer. El líder de Ash encontró en la música una vía para canalizar el dolor y de paso reunir fondos para una asociación que trabaja para paliar un mal que cada vez afecta a más personas de mediana edad. Un trabajo íntimo, terapéutico y solidario que, lejos de regocijarse en la miseria y la autocomplacencia, busca luz en las habitaciones más oscuras. Todo gira en torno a la demencia que sufría su padre, como las rupturas que sufre Wheeler en ‘End Of An Era’, y ‘Do You Ever Think Of Me?’ y el relato de las miradas perdidas en la bellísima ‘Hospital‘.
‘Medicine‘ es la columna sobre la que se sujeta el álbum. Un tema épico de más de 10 minutos contra el que el músico se enfrenta recordando lo más duro de la enfermedad de su padre. ‘Vigil’ te pondrá los pelos de punta cuando escuches a Wheeler cantar “you are not alone”, una canción que recuerda la dulzura en los momentos más amargos, como la manera en la que su familia se mantuvo unida en los últimos días de su padre en el hospital. Lost Domain es un joyero lleno de piedras preciosas como ‘Vapour‘, inspirada en las noches de jazz de Nueva York, ciudad que lleva acogiendo al artista norirlandés en los últimos años. También se mantiene con baladas sentadas al piano como ‘Hold‘ con las que Wheeler supera el dolor de haber perdido a su padre, temas más ligeros como ‘Lost Domain‘ que saca las influencias de Abba del cantante y una sencilla canción de guitarra acústica para terminar el LP llamada ‘Monsoon‘.
El padre de Tim Wheeler fue aquel tipo que se iba a las tiendas de música para poner los discos de Ash en primera fila como recuerda el propio cantante de la banda norirlandesa. El hombre que marca al artista, quien se arriesga a publicar un íntimo relato pero logra firmar un trabajo que no solamente emociona sino que convence. Nadie compra música para ayudar a una asociación contra el Alzheimer, pero si te encuentras con una obra como Lost Domain, te tienes que quitar el sombrero por la cualidad de Wheeler de pelear el dolor y convertirlo en algo belloy esperanzador.   
Tracklist_
1. Snow In Nara
2. End of An Era
3. Do You Ever Think of Me?
4. Hospital
5. Medicine
6. Vigil
7. First Sign of Spring
8. Vapour
9. Hold
10. Lost Domain
11. Monsoon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s