Noah and the Whale – Last Night on Earth

Inyección de auto-ayuda
El primer álbum fue noviazgo. El segundo ruptura. Y en este nuevo disco la vida sigue y brilla como nunca. Uno de los discos más esperados del año llega con una positiva renovación de la banda liderada por Charlie Fink.
Cuando conocí el título del nuevo disco de Noah and the Whale, no pude evitar pensar en la película de título similar: Last Night (1998 Don McKellar), que plantea la tragicomedia de cómo sus protagonistas utilizan su tiempo cuando el mundo está a punto de desaparecer en pocas horas. Charlie Fink, líder y compositor de la banda lo tiene claro: Vivir.
Todo ha sido fruto de un proceso sentimental. Charlie Fink debutó con su banda y su novia de entonces, Laura Marling, en un disco primaveral, pacífico y juguetón. Luego vino el segundo disco, una preciosa lágrima de cristal que retrataba como ninguna la depresión tras la ruptura entre Marling y Fink. Y ahora, en su tercer álbum, el cantante de este grupo alegre y nostálgico a partes iguales crea una inyección de auto-ayuda que aplican con la cabeza bien alta.
Life Is Life’ entra a saco con sintetizadores como una preparación en el gimnasio para recuperar un corazón roto. ‘Tonight’s the Kind Of Night’ sigue subiendo la dosis de esa inyección positiva, y ‘L.I.F.E.G.O.E.S.O.N.’ lo dice todo. Mensaje captado: ‘La vida es maravillosa y quiero vivirla’. Llegados a este punto ya deberías estar completamente contagiado.
Es un nuevo sonido de una banda que etiquetan de folk. Pero es que los buenos grupos son como las buenas empresas de electrodomésticos: Saben hacer de todo y aunque se les de mejor hacer móviles o lavadoras, demuestran que se saben defender muy bien en otros géneros sin miedo de cambiar de registro.
Wild Thing’ bien podría ser el tema principal de la película más romántica de David Lynch. ‘Give It All Back’ vuelve a la infancia de Fink donde todo empezó, donde quiso ya creer en el rock & roll y dejarse pelo largo para formar su primera banda. No hay nada como hacer música con tus mejores amigos, dicen los grandes músicos.
La simpática ‘Just Me Before We Met’ es una de las que demuestran la gran importancia creativa y sonora del violinista y segundo al mando Tom Hobden. ‘Paradise Stars’ es una preciosidad instrumental a piano y sintetizadores a lo Brian Eno que vislumbra ese último destello en la última noche en la tierra.
Pero aún queda mucho que disfrutar antes del gran final. ‘Waiting For My Chance To Come’ podrían bien ser los Coldplay del Viva la Vida… en el estribillo, pero no, son los nuevos Noah and the Whale renovados por dentro y fuera. Con ella terminan el chorro feliz que pinta todo el álbum para dejarnos con un gusto agridulce en ‘The Line’, una de las mejores del disco donde la voz de Fink estremece como nunca y con ‘Old Joy’, un martillo que golpea un piano de una manera dramática que respira gospel en su estribillo. Mensaje final: Huida del conformismo y del ‘cualquier tiempo pasado fue mejor’.
Un disco precioso, limpio, animado y profundo que diserta sobre que conocer la desgracia no significa caer en la resignación. Charlie Fink es el corazón roto que lloró y lloró en su anterior disco para en el próximo levantarse aún más fuerte, viajar a América y traer un nuevo trabajo sanador de almas.
Tracklist

1. Life is Life

2. Tonight’s the Kind of Night

3. L.I.F.E.G.O.E.S.O.N.

4. Wild Thing

5. Give it All Back

6. Just Me Before We Met

7. Paradise Stars

8. Waiting for My Chance to Come

9. The Line

10. Old Joy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s