Enemigos Públicos (2009)

Un gran Depp y poco más



Para traer al cine una buena película de tiros y gansters se necesita algo más que uno de los mejores actores del momento. Johnny Depp es el espectáculo de una película poco innovadora, algo sosa y con un guión prototípico. Un film correcto, entretenido, pero pronto olvidado.



Uno de los mejores actores pagados de Hollywood, Johnny Depp, parecía ser la garantía de que Enemigos Públicos se convirtiera en una de las grandes del año. Michael Mann, respetado director en el cine de drama y acción, se atreve con una película de gangsters basada en hechos reales, sobre el famoso ladrón de bancos, el enemigo público de Estados Unidos en los años 30, John Dillinger. Todo parecía ser un nuevo gran paso del director y de actores cómo el comprometido Christian Bale o el siempre sorprendente Johnny Depp, pero se queda en una película más de mafias y gansters, y si no fuera por el propio Depp, la película sería olvidada al instante.



El guión es predecible, no sale del patrón de este tipo de películas. Ofrece las escenas típicas de tiros, escapadas, muertes, traiciones y otros dramas sin aprovechar ninguna de ellas para estremecer a la audiencia. En una película de más de dos horas, las escenas se despachan de manera rápida, queriendo pasar a la siguiente donde, sorpresa, vuelven a pasar cosas que ya hemos visto mil veces en este género.



Es en películas como estas, basadas en la historia de un personaje que destacó en la historia de un país, donde más original, atrevido y experimental hay que ponerse para que la película no se quede en una cómoda versión cinematográfica de los hechos. Pues pocos detalles de este tipo ofrece Enemigos Públicos, sobre todo por el bombo que le han dado y dada la buena reputación de los responsables de llevar a esta obra a lo más alto.



La película es Johnny Depp, lo demás es una plantilla del cine negro, una historia basada en el libro escrito por Brian Burrough: Public Enemies: America’s Greatest Crime Wave and the Birth of the FBI, 1933-43’. Vamos, ¿qué ha hecho Michael Mann para sacar adelante esta película?

Nada.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s