STARSAILOR – All The Plans [RESEÑA]

<!– /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:""; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:"Times New Roman"; mso-fareast-font-family:"Times New Roman";} @page Section1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;}

Maduros y fieles a su notable sonido
Tras cuatro años de sequía discográfica, los ingleses vuelven con un maduro All The Plans, un disco para toda la familia, tranquilo pero intenso, y una vez más con una lírica que quita el aliento. Hay sorpresas, aunque pocas, pero a los que disfrutan con el indie-rock y el sonido de Starsailor tienen aquí un álbum muy a tener en cuenta.
Now the lights out…. Para cuando mis oídos llegan al estribillo de Tell Me It’s Not Over, entiendo que este es un disco de producción escrupulosa. El tema que abre el disco, es también el primer single de esta nueva era Starsailor. No rezuma de originalidad: acordes pegadizos de piano, una batería intensa, una canción de amor… hemos oído esto antes. Pero su belleza y contundencia en el estribillo hace que gane con cada escucha y sea uno de los estandartes del álbum.
A Starsailor se les conoce mucho por su carácter nostálgico, pero canciones como Boy In Waiting demuestran que la música que hacen es positiva, como una historia triste con una moraleja de esperanza. Es una canción soleada, sonriente y agradecida. La sigue una de las grandes sorpresas del disco, The Thames, un pedazo de tema en la que James Walsh canta con firmeza y confianza, acompañado de unas guitarras eléctricas y acústicas que hacen que la canción adquiera una chulería que solo ella se merece, con un estilo mezcla entre un western y una película de Tarantino. Buen experimento y resultado. Is love… just a big mistake?
La canción All The Plans, que da nombre al disco, es la más adulta, aburrida y serena del disco al mismo tiempo. Aunque resulte monótona, sí que consiguen transmitir esa sensación de que el grupo se ha asentado y cada vez se acerca más a un público más maduro. Quizás sea porque el veterano Ronnie Wood de los Rolling Stones colabora en este tema con su guitarra…
Neon Sky, o como sonarían The Verve si los componentes de la banda fueran Starsailor, es una espiral de sonidos delicados, sinfónicos y románticos. 3000 miles from home, my fragile heart was on the run. La lírica cruda y excepcional persiste en You Never Get What You Deserve: Fallen angel, upon the ground, and they filled you all up with drugs, then one day you just gave it up. Una vez más los ingleses apuestan por una canción nostálgica con un resquicio de esperanza en la música. El final de este tema es para escucharlo, absolutamente liberador. Así es como se deja brillar Starsailor.
El paradigma de canción perfecta de Starsailor es Hurts Too Much. Preciosa, dolida, pegadiza; donde la guitarra acústica y el piano vuelven a decir: que a gusto se está en este grupo. Ya nos adelantó James Walsh este tema hace pocos meses, que gana en estudio.
Rock & Roll. Puro, aunque no duro. Stars and Stripes es eso: letra política, voz de intensidad creciente, y una música que te prohíbe estarte quieto en cada minuto. Una de las mejores y ojalá un futuro single.
Con Change My Mind los hombres (que ya no chavales) de Starsailor se bajan del toro del rock y vuelven a ser unos padres y maridos responsables (que yo sepa la mayoría están casados y con hijos). Es una canción agradable, tranquila, que ni llama en exceso la atención ni cansa escucharla. Es la que quizás más pasa desapercibida del álbum pero la que ayuda a que el disco tenga ese carácter de madurez, calma y tranquilidad.
Pero que no cunda el pánico que Starsailor aún tiene un espíritu joven. Y este recae en Listen Up, una movidita y muy rítmica, uno de los pocos resquicios que quedan del anterior álbum, el más roquero, On The Outside.
Para cerrar un álbum, Starsailor son expertos. Safe At Home es profundamente alentadora. Es una nana tras la derrota, una pieza maestra.
Con All The Plans, los componentes de Starsailor se confirman como una banda de alto nivel, comprometida con su trabajo y contenta con lo que hace. Cómodos en esta tónica, es muy seguro que sigan por este camino durante los próximos años.
No quiero pasar por alto el CD que viene con la edición de lujo. Solo diré que una de las cosas que diferencia a unos buenos músicos de unos mediocres es que los buenos pueden hacer unas fabulosas versiones acústicas de sus canciones, dotándolas de otros matices, y los mediocres simplemente hacen que suene menos ruidosa y elaborada. Starsailor en general y James Walsh en particular son maestros en reinventar sus canciones. Además de 6 versiones acústicas de canciones del All The Plans, incluye un tema inédito: Merry Go Round.

4 comentarios en “STARSAILOR – All The Plans [RESEÑA]”

  1. El mejor honor que se le puede dar a un nuevo disco yo creo que es que llegue a ser la banda sonora de un periodo de tiempo, por corto que sea. Estoy deseando que me cuentes si la música casa con tu fin de semana! 🙂 Muakk!

    Me gusta

  2. Lo mismo me pasa a mi en el sentido de que la primera escucha siempre es la más subjetiva. ¿No te ha pasado incluso que te has encontrado con un disco que por tu edad, situación, tus obsesiones o cualquier otro factor no te atrae demasiado pero pasados unos años le prestas atención?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s