Watchmen (2009)

Los superhéroes de ahora



Cinco héroes. Uno muere. Los demás buscan respuestas y temen un complot. El film se pasa ahondando en sus protagonistas y se pierde el gancho del argumento hasta rozar el aburrimiento. Espectacular para el ojo y el oído, pero al salir del cine y se pierde esa sensación de querer saber más sobre ellos, los Watchmen, “héroes resacosos” de una sociedad desfasada.



El concepto de súper-hombre ha cambiado. Ese ser con poderes o sin ellos que decide salvar a la humanidad por diferentes causas personales ha ido mutando con el paso de los años en el cómic, y esto cada vez se refleja más en el cine. Antes todo eran películas de acción, ahora el drama, la comedia, el romanticismo, la política, sociedad…etc entran en el jugo de una adaptación de cómic, y Watchmen es un ejemplo.



Se trata de la historia de un grupo de superhéroes retirados, diferentes entre sí, y con pasados turbios y complicados. Este es el carácter que quiere llevar el film como sello de identidad, el humanizar al súper héroe, hacerlo débil, tirarlo contra la pared y enseñar al espectador como sangra de la misma manera que una persona normal. Desde que el tebeo pasó a ser cómic inteligente adulto ya no valen solo buenos efectos especiales y unas escenas demoledoras, ahora toca conmover y hacer llegar un mensaje.



Watchmen son cinco caras: Rorschach, Búho Nocturno II, Espectro de Seda II, el Doctor Manhattan, Ozimandias y El Comediante; son la segunda generación de un enclave de personas que decidieron hacer justicia con sus propias manos. Cinco personajes que viven en un mundo reinventado y rodeado de hechos como: ‘¿Y si hubiera sido Nixon reelegido?’ o ‘¿Y si Estados Unidos hubiera ganado la guerra de Vietnam?’. Ellos son los protagonistas de una historia cargada de ironía, mensaje y carácter. Uno de estos cinco aparece muerto al principio del film, lo que lleva a la tensión, las dudas, los miedos, y a las pasiones a unos extremos que hacen que el pasado recobre su fuerza amenazadora y el presente se torne aún más gris.



Por si no queda claro que hablamos de la adaptación a la gran pantalla de un “tebeo maduro”, la cantidad de escenas con violencia explicita y sexo (demasiadas nalgas desnudas gratuitas) así lo confirman. Los personajes de Rorschach y el Dr. Manhattan cuentan con unas personalidades bien fraguadas, pulidas y complejas. Son ese tipo de personajes con una gran gama de colores dentro de perfil personal, que termina plasmándose en sus actitudes, frases y comportamientos.



Aunque, es justo esa personalidad de los protagonistas la que empapa toda la película, la cual intenta hacer un profundo psicoanálisis de los Watchmen. Esto culmina en una sesión de aburrimiento, que es cuando se hacen largas las más de dos horas y media de película. Al final el gancho de la trama se queda corto y casi nos da tiempo a olvidarnos de encontrar al asesino y los entresijos de la conspiración que inquieta a los protagonistas.



Al final sales del cine sin esa sensación de ansiedad y deseo de saber más sobre esos héroes que han hecho que tus ojos y tu mente brillen por toda la sala en algunos instantes. No, solo Rorschach o el Dr. Manhattan deja una sensación de vínculo entre espectador y héroe. Aún así, se desvanece en segundos ese deseo de ir a devorar las páginas de cómic en las que aparecen estos personajes, de saber más de ellos, de incluso pensar en ellos.


Además, tristemente, vuelve el clásico de la integrante femenina del grupo que lo único que tiene de relevante es su atractivo y que se enrolla con los protagonistas, un enorme paso hacia atrás en lo que a personajes femeninos de cómic en la gran pantalla se refiere. Estos son los Watchmen, que vienen de una de las novelas gráficas más aclamadas y que nos trae, según decía el trailer, “el visionario director de 300”, Zack Snyder.

4 comentarios en “Watchmen (2009)”

  1. Me pareció una de las mejores peliculas de superheroes que vi en toda mi vida y eso que soy muy fanático del género. Muy buena crítica es imposible que la pelicula no te ponga a analizar el papel del superheroe de esa manera.

    Me gusta

  2. Trabajaban con buena materia prima, y se acercaron mucho a lo que una adaptación cómic-cine debería ser, sobre todo si la comparas con otras adaptaciones.

    Me sigo quedando con el Batman de Tim Burton o el Superman de los 80.

    Bienvenido por estas tierras! 🙂

    Te sigo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s