The Go-Getter (2007)

Un viaje inolvidable por América



Tras pasar ocho meses y medio desde la muerte de su madre, Mercer White, un chico de 19 años, decide robar un coche para recorrer Estados Unidos en busca de su hermano. Una historia apasionante inspirada en la propia experiencia del director Martin Hynes, tras la muerte de su madre y el divorcio con su mujer.



Los estados Oregon, Nevada y California, e incluso el país México, son los lugares que Mercer (Lou Taylor Pucci, quizás lo recordaréis del video de Green Day Jesus of Suburbia ) recorre con el coche que robó en su ciudad. El film es una multiplicidad de escenarios y escenas donde el protagonista se encuentra con todo tipo de experiencias y personajes mientras sigue la estela que ha dejado su hermano en el pasado. Pero en esta aventura no está completamente solo. La propietaria del coche, Kate (Zooey Deschanel) mantiene un constante contacto telefónico mediante el móvil que se dejó ella en el coche, con el acuerdo de que el podrá seguir su viaje con el coche robado si le mantiene al tanto de su historia. Para completar la compañía femenina, Mercer cuenta también con la compañía en cuerpo y alma de Joely (Jena Malone), que aporta la mayor parte sexual y peligrosa de la película.


Mercer recoge la ola de rencor, excesos y desconfianza que dejó su hermano Arlen en su pasado, pero no abandona su búsqueda a pesar de que el camino cada vez es más empedrado. Lo mejor de esta historia es la diversidad de situaciones y lugares, exquisitamente retratados por un director que fue recopilando una gran cantidad de ideas durante su viaje tras su divorcio y que plasmó en esta película tan personal. La banda sonora no se queda atrás, siendo una de las mejores que podemos encontrar últimamente en el cine independiente, principal cortesía del artista norteamericano M.Ward. La actuación del reparto es perfecta para esta historia, destacando a Taylor Pucci como ese chico post traumático con ganas de salir del hoyo y a Deschanel por ser esa voz al teléfono que mantiene la conexión del chico con su ciudad natal y la esperanza de terminar el viaje lo mejor posible y volver con buenas sensaciones.


Esta es una historia que no deja de brillar en ningún momento y que demuestra la creatividad de un director que encontró en un viaje una gran cantidad de ideas originales para hacer de esta película una promesa del cine independiente del siglo XXI. Ahora solo falta que siga esta tónica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s