The Cardigans: Best Of

Say that you love me

The Cardigans, uno de los grupos más populares de los años 90 y el presente, saca un recopilatorio que vale tanto como para carta de presentación así como pieza clave para sus fans. Veamos lo que trae este último lanzamiento de los suecos dentro de esta caja decorada como si fuera un disco pirata.

The Cardigans nunca ha hecho un disco parecido al anterior, se han mantenido siempre cambiantes en cada propuesta nueva, y salir airoso de ese ritmo musical es absolutamente épico. Han pasado de su romanticismo irónico, donde exprimían una música empalagosa que se convertía en optimista y fácil de acariciar por el oído, hasta un rock tan suave como contundente que aporta un gran protagonismo a cada instrumento. El recopilatorio se divide en dos CDS, el primero recoge los mejores temas a juicio de la banda (aunque en su Web ofrecen la posibilidad de expresar cuales serían a nuestro parecer las canciones ideales para su recopilatorio) y un segundo de caras b, rarezas y otras deliciosas joyas por las que no parece pasar el tiempo. La selección para el grandes éxitos es de lo más exquisito visto en mucho tiempo en un Best Of, dado que no se limitan a copiar y pegar en el listado del CD simplemente los singles que han publicado durante su carrera, sino que hace una selección donde parecen querer mostrar realmente su mutación durante 27 años con una selección muy personal. De hecho el orden de sus temas es un 85% cronológico, y con la estructura de: canción movida, triste, super hit… etc., e incluso se permiten bromear con la canción Bonus Track. Lovefool, My favourite Game, Erase/Rewind, Hanging Around, For What It’s Worth, Live And Learn y I Need Some Fine Wine and You, You Need To Be Nicer para parar de contar, son los principales chapoteos que muestran la carrera de estos cinco inconformistas músicos.

Dado que el potencial de este disco uno es comercial, el único defecto posiblemente que vea es la inclusión de Burning Down The House , colaboración que hicieran por el año 1999 con el cantante Tom Jones. Este ‘featuring’ parece ser un “tuvimos la suerte de tocar con el señor Jones”, cuando realmente, dado el calibre que ha adquirido el grupo sueco, el tigre galés es sobrestimado en categoría, ya que la canción no es nada realmente del otro mundo como para que figure en lo mejor del repertorio Cardigans. A pesar de ello, este disco es puro ronroneo permanente. Sino disfrutas esta diversión echa melodía que es el CD1, The Cardigans no pueden aportarte mucho más.

El CD2 esta compuesto de demos, rarezas, caras b y otras canciones que, a pesar de no ser exclusivas, son una buena recopilación de momentos únicos de la banda, donde se les puede ver su esqueleto más Cardigans. La dulzura que engloba a este disco es simple pero directa, sin mucha decoración pero encantadora y agradable para el oído y corazón. El orden también trata de ser cronológico, a su vez que trata de entretener con su música, dinamizando continuamente de nostalgia de una After All… hasta el baile desenfrenado de Plain Parade para caer en un placentero sueño con Emmerdale y volver a alzarse con una Nasty Sunny Beam o la poderosa Give Me Your Eyes.

El libreto
que acompaña a este Best Of es exclusivo y completo, ya que explica una a una por los integrantes de la banda las canciones que componen estos dos discos, donde podemos encontrar anécdotas y curiosidades que explican un poco más el porque de la grandeza de algunas canciones.

Mención aparte merece el trabajo del guitarrista y compositor de la gran mayoría de los temas de los Cardigans: Peter Svensson. Este prodigio de la música que se compra una guitarra en cada país que visita para su colección, tiene un talento tan cargado que saca temas tan machacones como My Favourite Game de un simple riff de guitarra. Este músico tan prolífico no pierde la imaginación, y la prueba está aquí, en este recopilatorio, donde cuesta creer que un músico tenga ideas de tantos colores, y sepa aguantar el peso de una banda de moda-popular sin caer en la comodidad de la monotonía para lograr una parcela eterna en la MTV. Este monstruo de 35 años cuenta con influencias de estilos que van desde el heavy rock más duro hasta la música disco más elaborada (ABBA por supuesto) y ha sido el motor de la banda desde los inicios, aunque a día de hoy hay tanta calidad en este banda que en ningún momento se podría decir que cualquiera de sus integrantes no esta preparado para encarar un álbum en solitario aceptable.

Son 46 canciones (22 el CD1 y 24 el CD2) para las que simplemente se necesita ser un curioso de la música para sacarle el mucho jugo que tiene una carrera tan puramente diversa. Esta música ha dado la vuelta al mundo con las mínimas pretensiones, y es que eso es muy sueco, lograr el mayor éxito sin proponérselo.

Un comentario en “The Cardigans: Best Of”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s