The Shins – Heartworms [Reseña]

The-Shins-Heartworms-Album-Art-billboard-embed

Las Converse y la franela de tu armario

Al igual que las Converse y las camisas de cuadros, The Shins es una banda de fondo de armario que no puede faltar en la discografía de cualquier melómano criado en los 90. Cinco años desde su último trabajo, el grupo de James Mercer vuelve con un quinto disco de estética Halloween y un vestidor de disfraces para llenarnos los corazones de gusanos de melancolía y nostalgia en un álbum pre-veraniego. ★★★★☆

Lee la reseña completa en Muzikalia >>

Tracklist_
1. Name for You
2. Painting a Hole
3. Cherry Hearts
4. Fantasy Island
5. Mildenhall
6. Rubber Ballz
7. Half a Million
8. Dead Alive
9. Heartworms
10. So Now What
11. The Fear

Luísa Maita – Fio da Memória [Reseña]

a0273735417_10

El recuerdo atado a sus raíces

Todos tenemos un idioma musical materno. Es esa lengua con la que mejor nos suena la música y con la que nos hemos criado desde pequeños. De ahí que, sorprendentemente, nos deje de gustar una canción cuando la cambian a otro idioma o que nos atraiga menos la música de una cultura diferente a la nuestra. Sin embargo, cuando la calidad melódica está por encima del canal, es entonces cuando el sonido trasciende ante cualquier prejuicio auditivo que podamos tener. ★★★☆☆

Lee la reseña completa en Muzikalia >>

Tracklist_
1. Na Asa
2. Around You
3. Olé
4. Porão
5. Fio da Memória
6. Musica Popular
7. Ela
8. Volta
9. Sutil
10. Folia
11. Jump

El Fundador [Crítica]

el_fundador_63972.jpg

Americanada crujiente

Los cazadores de dramas agresivos como El Lobo de Wall Street de Scorsese no encontrarán su coto de caza en El Fundador, pero sí que se verán envueltos en una espiral de traición, ambición e instinto de supervivencia a pesar de que este largometraje dirigido por John Lee Hancock tiene más de didáctico que de rocambolesco. ★★★☆☆

La historia, amistosa con la compañía que promociona, es tan simple que nos la resume el propio tráiler: un hombre llamado Ray Kroc se agencia con la idea de los hermanos McDonald y monta el imperio de comida rápida más importante que ha pisado el planeta tierra. Los dos elementos principales que enganchan en esta trama son los hechos (para que el público posteriormente saque sus propias conclusiones, como diría Ana Pastor) y el magnetismo del ya veterano Michael Keaton.

Mientras que La Red Social de David Fincher nos contaba la historia de traición detrás del fenómeno Facebook con una frialdad que evitaba cualquier posible empatía con ninguno de los personajes del film, el cineasta de John Lee Hancock (Al Encuentro de Mr.Banks, 2013) nos da un paseo en coche por la América de los años 50 como si se tratase de la primera secuencia de Blue Velvet, pero no llega a romper la calma con la que nos cuenta una historia de ambición y supremacía.

La historia está bien contada y puede servir de inspiración o de aviso a todo aquel que juguetea con la punta de su zapato pensándose dar un paso hacia el aventurado mundo de los emprendedores. Con un buen casting y acertada ambientación, El Fundador sujeta la atención de los que están en la butaca durante dos horas a través de una energética actuación de Michael Keaton con la que el actor se reafirma una vez más como ejército de un solo hombre capaz de echarse una película entera a la espalda.

Junk Son – Beginning, Ending, Pretending [Reseña]

junkson_album_01-768x768

Muerte y agonía de una relación

Junk Son es el pseudónimo de John Dunk y su banda de cuatro miembros con el que el británico formado en la prestigiosa escuela de Goldsmiths (cantera de James Blake y bandas como Blur) crea sonidos y atmósferas, al mismo tiempo que narra la muerte y agonía de una relación amorosa en este Beginning, Ending, Pretending. Su primer LP tiene todo lo que prometían sus primeros adelantos y más. Ve dándole al play para entender mejor este fenómeno… ★★★★☆

Lee la reseña completa en Muzikalia >>

Tracklist_
1. Crawl
2. Over
3. What I Want
4. Pace by Pace
5. Fool
6. True
7. Games
8. Forget
9. I’ll Be So Soon
10. Picture
11. Beginning, Ending, Pretending

ØY – Space Diaspora [Reseña]

oy-space-diaspora-cover-768x768

Ciencia ficción de esplendor salvaje

La ciencia ficción suele retratar el futuro del universo de dos formas: con un avance tecnológico muy superior al actual o en todo su esplendor salvaje. Estos elementos son los que precisamente fusiona el duo ØY con Space Diaspora, un disco conceptual ambientado en un futuro salvaje de sintetizadores, percusión y la voz de la suizo-ganesa Joy Frempong. Preparaos para un viaje a una utopía desconocida… ★★★☆☆

Lee la reseña completa en Muzikalia >>

Tracklist_
1. Opening
2. Made Of Love
3. Space Diaspora
4. Transhuman
5. Everybody Searching
6. The Story Of Space Diaspora
7. Something Of The Past
8. A New Planet Is Born
9. Shrugging Shoulders
10. We We We We
11. Same Same Different
12. Collective Information Exchange
13. Horizon
14. Air Bands
15. My Tears To The Ones In The Ocean
16. Oracle

 

Arc Iris – Moon Saloon [Reseña]

12_GF_SLEEVE_2_FINAL

De la NASA al planeta de los sueños

Teniendo en cuenta que la cantante de Arc Iris trabajó para la NASA durante un tiempo, no es de extrañar que Jocie Adams se acuerde del satélite de la Tierra para poner título al segundo disco de su banda. Sin embargo, el concepto de este Moon Saloon canta sobre los dolores más terrenales y la conexión entre nuestro día a día y ese mundo de los sueños que tantos intentan perseguir. ★★★☆☆

Lee la reseña completa en Muzikalia >>

Resident Evil: El Capítulo Final [Crítica]

resident-evil-capitulo-final-cartel

¿Pero no hemos visto ya esta película?

La pornografía de la acción y los sustos, junto al rock industrial como banda sonora, hacen ruido para tapar una historia prescindible y nada original en la que la protagonista ejecuta su sexta venganza contra unos villanos de tercera categoría. ★★☆☆☆

Desde la primera película hasta la última, sabíamos que el matrimonio entre la saga de videojuegos Resident Evil y su adaptación cinematográfica no llegaría a buen puerto. Según iban estrenando más largometrajes, metían algún que otro fan-service para satisfacer a los fans del popular título de Capcom, pero finalmente el film decidió tomar su propio camino con el personaje de Milla Jovovich como eje principal de la historia.

Con Resident Evil: El Capítulo Final ya podemos descansar todos. Se acabaron los ‘cosplay’ cutres intentando hacer referencia a personajes como Claire Redfield (a la que volvemos a ver en esta última historia con una chaqueta roja por si algún despistado no entiende de qué personaje se trata) y los villanos de tercera categoría como el Dr. Isaacs o la versión con atracón de anabolizantes de Albert Wesker.

La trama nos vuelve a situar en un futuro apocalíptico a lo Mad Max con Alice sola ante los peligros que se van sucediendo en una estructura de susto-suspense-susto hasta que se encuentra con la oportunidad de ejecutar su enésima venganza contra Umbrella. El espectador será testigo de escenas que no son más que un refrito de lo visto en anteriores films de la saga y no saboreará algo de sustancia argumental hasta los últimos minutos del largometraje.

Es entonces cuando descubrimos el verdadero pasado de Alice y su relación con la corporación Umbrella, pero el cineasta Paul W. S. Anderson falla en darle un final épico a un paquete de seis películas, entre las cuales hay otras como Apocalipsis o Ultratumba que sí han sabido honrar el cine palomitero de la gran pantalla con alguna que otra secuencia medianamente memorable.

Con la conclusión de esta doble trilogía podríamos estar hablando de un fin de ciclo, especialmente teniendo en cuenta que este mismo mes Resident Evil 7 ha llegado a las consolas de última generación ofreciendo una experiencia que se acerca más al terror psicológico que a la acción a la que nos habían acostumbrado sus anteriores entregas y las rudas adaptaciones cinematográficas.